» Cocina » Cómo hacer mermelada de albaricoque

Cómo hacer mermelada de albaricoque

Galería
http://www.dieta-saludable.com/wp-content/uploads/2013/05/Beneficios-albaricoque.jpg

Los postres son uno de los platillos más deliciosos y son los más esperados en todo banquete. Hay muchos tipos diferentes de postres que se pueden elaborar con mucha facilidad, pero las mermeladas son un postre delicioso y excelente que es un muy bien acompañamiento para cualquier platillo. Una de las mermeladas más deliciosas y más fáciles de realizar es la mermelada de albaricoque que tiene un sabor muy dulce y una textura que a muchas personas les encanta. Esta mermelada sabe muy buena acompañada de un pan tostado o un delicioso pan francés tanto como desayuno como postre al final de un buen banquete.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • 1 kilogramo de albaricoque.
  • 750 gramos de azúcar o la que se desee agregar a la mermelada.
  • El jugo de medio limón.
  1. 1

    Lavar los albaricoques muy bien con agua fría. Para que queden bien lavados se puede agregar algo de jabón líquido y fregarlos con la ayuda de una esponja.

  2. 2

    Partir a la mitad todos los albaricoques y quitarles el hueso con la ayuda de un cuchillo y una cuchara. Si se desea también se pueden dejar enteros los albaricoques pero también se tendrá que quitar el hueso después de que se hayan cocido.

  3. 3

    Cocer los albaricoques en agua hirviendo por entre cinco y diez minutos o hasta que se note que los albaricoques estén bien cocidos. Hay que cuidar de no dejar demasiado tiempo cociendo los albaricoques por que pueden quedar demasiado blandos e incluso amargarse por la cocción.

  4. 4

    Dejar enfriar los albaricoques en un ambiente templado por alrededor de treinta minutos o hasta que la mezcla este bien fría. Para acelerar este proceso puede sumergirse el bol donde se encuentra los albaricoques en agua fría cuidando de que el agua no vaya a entrar al bol.

  5. 5

    Una vez se hayan enfriado los albaricoques hay que triturarlos con la ayuda de una cuchara hasta lograr la consistencia que se desee. Si se desean puede retirarse la piel de los albaricoques, pero no se recomienda porque esta parte de los albaricoques es muy nutritiva y tiene un sabor agradable.

  6. 6

    Agregar el azúcar en la pulpa del albaricoque y el jugo de limón batiendo perfectamente hasta se hayan incorporado todos los elementos.

  7. 7

    Cocer la mezcla a fuego lento batiendo constantemente con la ayuda de una cuchara o una pala de madera. La mezcla debe cocerse hasta que se consiga una consistencia espesa característica de toda mermelada. Solo hay que cuidar que no se vaya a quemar la mermelada.

Comentarios
blog comments powered by Disqus