» Cocina » Cómo cocinar albondigas de patata paso a paso

Cómo cocinar albondigas de patata paso a paso

Galería
cómo cocinar albóndigas de patata paso a paso

Las deliciosas albóndigas de patata son un plato exquisito y tradicional que siempre queda bien en cualquier reunión social. Además, cuenta con la ventaja de que son muy sencillas de preparar y rápidas, tan solo hay que seguir una serie de pasos y consejos. Si le gusta ser original en sus platos, puede innovar un poco en esta receta, pudiendo incluir en ella todo tipo de verdura troceada, como por ejemplo zanahoria, calabacín, pimiento, entre otras varias. Aunque hay un ingrediente básico que no debe faltar, el queso. A continuación, se describe cómo cocinar albóndigas de patata paso a paso.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Para comenzar a preparar esta receta, se necesitara contar de antemano con algunos ingredientes básicos. Entre ellos, se encuentran: las patatas, el queso, cebollas, huevos, limón, harina de trigo común, aceite de oliva virgen, pimienta y sal. No se necesita ningún útil de cocina extraño, todos los que se emplearán se usan a diario para cocinar.

  2. 2

    Prepare aproximadamente medio kilo de patatas. Lávelas bien para retirarle toda la posible tierra. Ponga una olla con agua en el fuego y vierta las patatas en ella para cocerlas. No es necesario que las pele. Añade al agua una pizca de sal al gusto.

  3. 3

    Cuando las patatas estén bien cocidas, aparte la olla del fuego y quite el agua de las patatas. Aún cuando éstas estén calientes, comience a pelarlas, puesto que será más fácil. Vaya echando las patatas peladas en un bol y comience a trocearlas.

  4. 4

    Una vez que estén todas las patatas troceadas, ponga junto a ellas unos 100 gramos de queso en trocitos pequeños. Añada además, dos cebollas partidas, un huevo bien batido y dos cucharadas del zumo de un limón escurrido. Vierta una pizca de sal y pimienta al gusto.

  5. 5

    Tape la masa conseguida con un trapo o póngala en un recipiente cerrado. Métalo en el frigorífico hasta que note que comience a ponerse duro.

  6. 6

    Seguidamente, saque la mezcla del frigorífico, y con las manos comience a formar y amasar las bolas para hacer las albóndigas, del tamaño que desee. Coja la harina de trigo y viértala en un plato llano. Una por una, vaya rebozando cada una de las bolas formadas, procurando que queden cubiertas por todos los lados.

  7. 7

    Ponga aceite en una sartén al fuego. Cuando esté bien caliente, viertas las albóndigas y fríalas. Cuando comiencen a estar tostadas y doradas, sáquelas. Es preferible que se coman frías.

Comentarios
blog comments powered by Disqus