» Hogar » Seguridad en Casa » Cómo abrir una puerta sin llave: Instrucciones por pasos.

Cómo abrir una puerta sin llave: Instrucciones por pasos.

Galería
Cómo abrir una puerta sin llave: Instrucciones por pasos.

Puede suceder que se olviden las llaves de casa dentro, y se de la situación de no poder entrar por no tener copia de llave. En caso de que suceda esto, y no hayamos sido previsores, entonces conviene aprender a abrir la puerta desde fuera sin necesidad de llamar a un cerrajero que cobre una buena cantidad de dinero por este servicio.

Abrir la puerta sin las llaves es un tarea sencilla si se siguen una serie de pasos o instrucciones para lograr la meta deseada. Todo va a depender del tipo de puerta o cerradora que se quiere forzar, pues hay cerraduras que son más complejas de forzar que otras.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Llave del tipo Allen
  • Un plástico flexible como puede ser una raiografía
  • Algo de lubricante del tipo tres en uno que se usa en vehículos.
  • Una lima y una afiladora
  1. 1

    Es más sencillo abrir cuando no está echado el cerrojo de la puerta, pues lo que hay que hacer en este caso es echar tres en uno de toda la vida al marco de la puerta, la suficiente cantidad como para que la puerta deslice.



  2. 2

    Hay que pegarle patadas suaves a la puerta, un número de veces determinado hasta que se pueda meter una radiografía por el hueco que hay entre el marco y la pared.


  3. 3

    Una vez que la radiografía esté dentro, hay que ir subiendo por el marco de la puerta hasta el nivel de la cerradura.

  4. 4

    Finalizar el movimiento de la radiografía por el marco, inclinando un poco la misma hasta que la puerta se pueda abrir.
    Hay que pegarle patadas suaves a la puerta, un número de veces determinado hasta que se pueda meter una radiografía por el hueco que hay entre el marco y la pared.

  5. 5

    Otra forma de hacerlo es coger una llave que pueda entrar del todo dentro de la cerradura que se desea forzar e introducirla hasta el final.



  6. 6

    Luego hay que darle golpes con un martillo mientras se realiza el movimiento de intentar mover la llave y tras varios intentos la puerta se puede abrir.

  7. 7

    Otro método es el que consiste en meter una llave del tipo Allen dentro de la cerradura.

  8. 8

    Se tiene que torcer el final de la llave en un ángulo inferior a 90 grados y se agarra la llave doblada para alisarla con una afiladora o lima hasta que que coja un forma los bastante redonda para que pueda hacer enganche dentro de la cerradura.

  9. 9

    Hay que meter dentro de la cerradura un destornillador muy pequeño de manera conjunta con la llave Allen, deben de estar uno encima del otro.

  10. 10

    Luego hay que trabajar dese atrás de la cerradura hasta el principio de la misma, hasta que se oiga un pequeño clic y la puerta se abra.

Consejos y Advertencias
  • Las llaves Allen tienen que ser pequeñas, tanto como para que pueden entrar en la cerradura.
  • No importa a qué nivel se introduzca la radiografía, puede ser a la altura de la cerradura o más abajo.
Comentarios
blog comments powered by Disqus