» Aficiones » Aficiones » Cómo aerografiar camisetas: Pasos para conseguir los mejores resultados

Cómo aerografiar camisetas: Pasos para conseguir los mejores resultados

Galería
Cómo aerografiar camisetas: Pasos para conseguir los mejores resultados

La aerografía es un técnica de pintura a través de un compresor, que es una aparato que lanza pintura a presión. Se trata de una método con un cierto nivel de complejidad, que requiere de práctica y algunos conocimientos técnicos.

Los aerógrafos no han evolucionado demasiado desde su invención. Básicamente, se componen de las siguientes tres partes: punta para pintar, inyector donde se mezcla el aire con la pintura y compresor que suministra el aire. Un tubo conecta el compresor con el inyector.

Una de las posibilidades de la aerografía es aplicarla al diseño de camisetas. Estos son los pasos que hay que dar para asegurarnos un buen resultado.

Instrucciones
  1. 1

    El primer paso es la preparación de la camiseta. Si es nueva es indispensable lavarla para que no encoja ni destiña la primer vez que se lave. En el caso de que sea usada también conviene lavarla para quitarle olores y, sobre todo, no tener que hacerlo nada más pintarla. Se tensa la camiseta y se le colocan unos periódicos debajo, para evitar que los colores traspasen de uno a otro lado.

  2. 2

    Empezamos con el dibujo. Lo primero es dibujar un boceto a lápiz, utilizando un color que resalte sobre el de la camiseta. Por ejemplo, si se trata de un prenda de color negro tendremos que utilizar un lápiz blanco.

    Una vez dibujados los trazos principales, se les da volumen dejando más oscuras las zonas de sombra.

  3. 3

    A partir de ahora ya empezamos a utilizar el aerógrafo. Siempre hay que aplicar los colores claros en primer lugar. Hay que coger el aerógrafo como si se tratase de una pluma estilográfica, ir pintando y manejar la palanca o el interruptor del regulador del aire comprimido con sumo cuidado para realizar un trabajo fino.

  4. 4

    Una vez aplicados los colores claros se repite el mismo proceso con los oscuros. En el caso de que la ilustración contenga letras, éstas se dejan para el último lugar.

    Hemos llegado al final del proceso, se deja secar la camiseta y punto final. Si hemos sido hábiles, tendremos un bonito producto personalizado para uso personal o para regalar a los amigos.

Comentarios
blog comments powered by Disqus