» Hogar » Reparaciones » Cómo afilar un cuchillo: Pasos, herramientas y advertencias

Cómo afilar un cuchillo: Pasos, herramientas y advertencias

Galería
Cómo afilar un cuchillo: Pasos, herramientas y advertencias

Hoy en día es importante contar con buenas herramientas en la cocina y más aún contar con buenos cuchillos, pero no serviría de nada si los cuchillos no estuvieran afilados de forma adecuada. Un cuchillo que no esté afilado correctamente implica un esfuerzo mayor cuando lo vayamos a utilizar y consecuentemente un mayor peligro.

Las hojas de nuestros cuchillos sufren por diversas causas, como por ejemplo el desgaste por el uso o por su utilización en superficies y lugares inapropiados. Hay mucha diferencia entre utilizar un cuchillo bien afilado y uno que no lo está, ya que puede alterar el resultado de lo que estemos preparando e incluso hacernos daño. Tampoco debemos utilizarlos con otro fin que no sea el de cortar, como por ejemplo de abrelatas, ya que se estropearía el filo.

Afilar nuestros cuchillos en casa es un arte que con la práctica podremos mejorar, pero lo realmente importante es conocer y aplicar las técnicas básicas para saber hacerlo, y más tarde la experiencia nos ayudará afilar de forma correcta nuestros cuchillos.
Uno de los errores más comunes que se comenten al afilar el cuchillo es no controlar el ángulo del corte. Para ello hay que utilizar una piedra específica para afilar y ésta debe estar mojada con agua.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Cuchillo
  • Piedra
  1. 1

    Sujeta el cuchillo con la hoja hacia fuera, colocando el pulgar en el costado de la hoja.

  2. 2

    Pon los cuatro dedos de la otra mano también en el costado de la hoja.

  3. 3

    Coloca el cuchillo al ras de lapiedra o el afilador desde la punta del mismo hasta la empuñadura.

  4. 4

    Pon el cuchillo aproximadamente con un ángulo de 45 grados hacia la piedra. Una hoja plana es obtenida manteniendo el mismo ángulo.

  5. 5

    Mueve el cuchillo con movimientos suaves de delante hacia atrás con un ritmo constante. Repite el movimiento siete u ocho veces.

  6. 6

    Toca el filo de la hoja con el dedo, si esta correctamente afilado la hoja del lado que hemos afilado estará áspera.

  7. 7

    Da la vuelta al cuchillo y sigue los mismos pasos para afilarlo por el otro lado.

  8. 8

    Una vez terminado, pasa un trapo al cuchillo para quitar los restos de polvo metálico.

Comentarios
blog comments powered by Disqus