» Dinero » Finanzas » Cómo ahorrar en casa: Prácticas fáciles para ahorrar

Cómo ahorrar en casa: Prácticas fáciles para ahorrar

Galería
Cómo ahorrar en casa: Prácticas fáciles para ahorrar

Este artículo presenta una serie de prácticas fáciles para ahorrar en casa, que se pueden aplicar de manera sencilla en todos los hogares. El gasto elevado se debe muchas veces a hábitos incorrectos, y si se modifican estos hábitos se puede lograr de manera rápida un importante ahorro en el consumo de agua, gas y electricidad. Se debe educar a los niños para que adquieran buenas costumbres que ahorran energía en el hogar. Toda la familia se debe concienciar para conseguir una buena reducción del consumo con planteamientos ecológicos. A continuación se explica cómo ahorrar en casa mediante prácticas fáciles al alcance de todos.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Mejorar el aislamiento térmico de la vivienda es una de las medidas más prácticas para ahorra en casa. La colocación de dobles ventanas o de vidrios dobles con cámara de aire reduce de forma muy significativa el consumo anual de electricidad o de gas en la calefacción y el aire acondicionado. El costo de las obras se amortiza en pocos años con el ahorro en los recibos del gas y de la electricidad.

  2. 2

    Para ahorrar en casa es básico reducir el consumo de agua. Esto se puede conseguir adoptando hábitos más razonables en el uso del agua corriente. Los grifos se deben cerrar inmediatamente, sin dejar correr nunca el agua innecesariamente. Los baños deben substituirse por duchas, que precisan ne mucha menos agua. Las cisternas de los inodoros no deben accionarse de manera innecesaria. Es una buena técnica la introducción dentro de cada cisterna de una botella vacía tapada, Así se reduce bastante el volumen de agua de cada descarga y a final del trimestre se nota mucho en el recibo del agua. Para lavar los platos a mano, es mejor llenar un recipiente una sola vez con agua, que emplear todo el tiempo agua directa del grifo. Con estas sencillas medidas se puede conseguir ahorrar hasta un 25% en el gasto anual en agua.

  3. 3

    Si se sustituyen los electrodomésticos principales de la casa por otros modelos de bajo consumo se logra un elevado ahorro anual en los recibos de electricidad. Esto conviene aplicarlo especialmente en el frigorífico, que es el que consume más energía, ya que permanece en uso a todas horas del día y de la noche, todos los días del año. En la lavadora se pueden emplear programas de lavado de bajo consumo, que necesitan mucha menos energía.

  4. 4

    Para conseguir un ahorro considerable en la calefacción y el aire acondicionado, se debe tener en cuenta que la temperatura no es necesario que baje de los 25 grados en verano ni que supere los 20 grados en invierno.

  5. 5

    En el consumo de gas se puede ahorrar bastante cocinando con ollas bien tapadas, y usando la ducha sólo el tiempo estrictamente necesario, Estarse un largo rato debajo de la ducha caliente es muy agradable en invierno, pero causa un consumo excesivo de agua y gas.

Consejos y Advertencias
  • Apagar el ordenador si nadie lo usa.
  • Apagar la luz de las estancias vacías.
  • No entretenerse con la plancha ni con el secador.
  • Apagar la tele cuando nadie la está mirando.
Comentarios
blog comments powered by Disqus