» Aficiones » Aficiones » Cómo amansar un caballo: Procedimiento y consejos

Cómo amansar un caballo: Procedimiento y consejos

Galería
Cómo amansar un caballo: Procedimiento y consejos

El amansar un caballo no es cosa sencilla y debemos tener en cuenta que los consejos dados en este articulo no son garantía de que esto funcione a la perfección puesto que cada caballo tiene un temperamento individual; aquí solo se obtendrá consejos sobre procedimientos, instrucciones, técnicas e información general. Existen diversas maneras de domar al caballo, la más adecuada para introducir a un caballo nuevo es la doma a pie de piso o doma natural. En ella se busca estar al mismo nivel del caballo para no infundir superioridad y rigor, si no obtener el control y dominio con la lealtad y respeto.


Con un potro que no ha sido manejado desde su nacimiento las primeras consideraciones vienen en conseguir el lugar óptimo para trabajar con y al potro (lugar con amplitud y terrenos planos), alejar de la nana o madre, conseguir la primera muestra de confianza con golosinas y caricias. Posteriormente podemos iniciar un proceso de doma, este puede durar desde un par de minutos hasta un par de días.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Ronzal, Almartigón, Carona, Silla, Cincho
  1. 1

    INICIACION
    Al iniciar el trabajo el caballo:
    • Material requerido: almartigón (gamarra, jáquima, cabestro o cabezada) , ronzal largo con destorcedor (3 metros como mínimo), silla, carona y cincho adecuado (equipo para ensillar)
    • Debe estar en un corral amplio, con cerca alta (que no pueda saltarla) y sin interacción con otros caballos.
    • El caballo debe estar dispuesto es decir con energía suficiente, no se canse al caballo antes de trabajar, esto solo creará la idea al caballo que cuando tenga energía se podrá defender.
    • Debe tener al caballo sin almartigón para un proceso óptimo de doma.
    • Usted debe estar a pie de piso no sobre otro caballo, el caballo aprenderá por asociación no por imitación.

  2. 2

    COLOCAR MEDIOS DE SUJECIÓN
    Al estar suelto el caballo su tendencia si no fue manejado será el huir, si fue manejado será el acercarse, de cualquier modo se trabajará de manera similar.
    • Se debe acercar con extrema precaución, con movimientos suaves, continuos y denotando confianza teniendo precaución de alejarse cuando el caballo se gire pues es para acercar el anca e intentar patear.
    • Al acercarse se debe acariciar al caballo desde la cara hasta el cuello y cruz, de este modo el caballo tendrá confianza, esto deberá hacerse un par de veces
    • Para poder colocar el almartigón debemos acercarnos al caballo moviendo el mismo, haciendo sonar las argollas para evitar que se asuste cuando se coloque.
    • El colocarlo no será cosa sencilla si el caballo no se manejo hasta ahora, al tenerlo colocado el caballo intentará huir, debemos dejarlo hacerlo y recomenzar a acercarnos.
    • Debemos reforzar la idea que el almartigón no lo lastimará, por ello hay que darle su tiempo, siempre ande con precaución.

  3. 3

    MANEJO DEL CABALLO
    Al tener puesto el almartigón es momento de colocar el ronzal, este debe ser largo (mínimo 3 metros) ahora los pasos:
    • Debemos acercarnos con cautela y al acariciar la cara del caballo colocaremos el ronzal, y tiraremos suavemente de él mirando cual es la reacción del caballo.
    • Su reacción será regularmente de sorpresa sin agresión, de ser así tiraremos suavemente y dirigiremos su andar un poco, al lograr esto el caballo comprenderá que solo es un instrumento y no le infringirá daño alguno
    • Es momento de enseñar al caballo a bajar las armas (esconder el anca) por lo cual andaremos al lado y frente del caballo (45 grados) sin tirar del ronzal y asustaremos al caballo con la punta del ronzal girándola y de ser necesario se le dará un ligero golpe en anca de tal modo que el caballo se girara cuando uno se acerque al anca.
    • Se debe permanecer tranquilo y hablar suavemente al caballo, esto evitará sobresaltos y que el caballo deje de trabajar; se debe trabajar repetitivamente en esto y de ambos lados hasta que el caballo se mueva sin necesidad de asustar con el ronzal.

  4. 4

    ENSILLADO Y REAFIRMACION
    Al tener listo el ronzal, almartigón y giro precautorio podemos iniciar con algo más y esto será la silla, un elemento imprescindible para dar rienda, podemos iniciar con los tres primero pasos para cerciorarnos que el caballo está dispuesto (a estas alturas el equino tendrá confianza pues no se le ha lastimado). Los pasos a seguir son:
    • Se colocara únicamente la carona para observar la tolerancia.
    • Si la carona es aceptada se colocara una silla sencilla (ligera) encima de la carona y dándole tiempo para que se habitué.
    • Después de que está habituado es momento de ajustar el cincho y los látigos de la silla, al ser apretado el caballo puede resentirlo, esto será gradual hasta que el caballo permita su manejo.
    • Al estar bien apretado el cincho de la silla debemos iniciar el cargo de peso tirando el ronzal un poco (girando la cabeza) para evitar que el caballo salga disparado y nos deje en el piso, el aumento de colocación de peso será gradual y con contacto en grupa, después, este último proceso debe ser largo y no siempre el primer día recibirá ni peso ni al jinete.
    • El proceso completo debe repetirse varias veces para cerciorarnos que el caballo esta dispuesto al trabajo.

  5. 5

    Ahora tiene las pautas básicas para la doma del caballo y si funcionó esto tienes un caballo listo para iniciar rienda, emprenda la doma con cautela y paciencia. Suerte y recuerde la frase de Chico Ramírez "Tan suave como más puedas, pero tan firme como sea necesario".

Consejos y Advertencias
  • No todos los caballos son iguales, estos consejos pueden o no ser útiles de acuerdo a como se empleen y el carácter del caballo.
Comentarios
blog comments powered by Disqus