» Cocina » Recetas » Cómo amasar pizza: Pasos detallados y trucos útiles

Cómo amasar pizza: Pasos detallados y trucos útiles

Galería
Cómo amasar pizza: Pasos detallados y trucos útiles

A amasar se debe aprender, requiere de una técnica y de muchísima práctica. Pero hay algunos trucos y consejos que es importante tener en cuenta a la hora del amasado, para que el resultado obtenido sea el esperado: una masa alta y esponjosa con la que se logren las mejores pizzas.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Mezclar bien todos los ingredientes. Primero mezclar el agua tibia con la levadura y el azúcar y dejar fermentar unos minutos hasta que suba. Por otro lado mezclar la harina con la sal, colocar sobre la mesada dejando un hueco en el centro, donde se agrega la levadura fermentada. Comenzar a unir hasta lograr una masa primaria.

  2. 2

    Enharinar la mesada y colocarla allí. Colocar harina en ambas manos, estirar la masa y aplanarla sobre la mesa, doblando luego los bordes hacia adentro.

  3. 3

    Sosteniendo con una mano uno de los bordes de la masa, ejercer presión con la otra mano sobre el otre borde estirándola y replegándola a la mitad.

  4. 4

    También se puede trabajar la masa estirándola como un chorizo largo y grueso, retorcerlo como un espiral, unir por los extremos y volver a amasar repitiendo unas cuantas veces.

  5. 5

    Repetir estos procedimientos 2 o 3 veces e ir girando la masa para trabajarla desde todos los ángulos.

  6. 6

    Todo el tiempo agregar harina si es necesario, pero nunca excederse, ya que sino la masa quedará dura. Es mejor agregar varias veces y todas las que sea preciso.

  7. 7

    Si los pasos se hacen bien, la masa irá adquiriendo elasticidad, suavidad y estará flexible. Necesitará cada vez menos cantidad de harina y mejorará su textura.

  8. 8

    Cuando la masa ya no se pegue a la mesada, puede comenzar a alternarse el amasado con golpes que se dan tirando la masa sobre la mesada con fuerza, dándole puñetazos una vez sobre la mesa y volviendo a tirarla desde lo alto para que impacte con la mesa. Con esto la masa se relaja, queda lisa, suave y firme.

  9. 9

    Repetir estos pasos alternadamente con el amasado, estirando, replegando, amasando y golpeando. Todo el proceso debe llevar unos 10 minutos en total.

  10. 10

    Cuando la masa adquiere la textura buscada, hacer un bollo y colocarla en un recipiente, en el que pueda crecer y duplicar su tamaño, para que fermente. Cubrirlo con tapa, film, o un trapo y si es necesario una bolsa plástica. Colocarlo en un lugar templado, al lado del horno o estufa por ejemplo, protegido de los golpes de corriente fría, para acelerar el proceso de levado.

  11. 11

    El leudado se produce porque la levadura, al ser un ser vivo, un hongo, respira el oxigeno del agua y desprende gas carbónico que es lo que hace que la masa crezca.

Comentarios
blog comments powered by Disqus