» Salud » Salud Mental » Cómo animar a alguien: Consigue alegrar a alguien fácilmente

Cómo animar a alguien: Consigue alegrar a alguien fácilmente

Galería
Cómo animar a alguien: Consigue alegrar a alguien fácilmente

Cuando una persona se encuentra triste, abatida o aburrida, necesita que alguien le anime, le haga ver las cosas buenas y divertidas que hay en su entorno y le distraiga de sus problemas. A veces es fácil animar a otros, si sólo están aburridos, pero en otras ocasiones ya resulta mucha más complicado, especialmente si existen problemas graves o un estado depresivo profundo.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Para empezar conviene averiguar el motivo que hace que la persona esté desanimada. Si tiene un problema grave entonces necesita que le escuchen y que le muestren afecto y comprensión por su situación. También puede ser una buena ayuda acudir a un especialista, como un psicólogo o un psiquiatra, para que le diagnostique correctamente y le recomiende un buen tratamiento.

  2. 2

    Si se trata de una persona con un desánimo debido a un pequeño contratiempo o al simple aburrimiento, entonces lo más conveniente es sacarle de este estado proponiendo hacer alguna actividad divertida, que le obligue a salir de su círculo de pensamientos negativos. Simplemente con salir a dar un paseo por la calle y entrar en alguna cafetería con buen ambiente ya se provoca una reacción y un cierto cambio de actitud.

  3. 3

    Hacer ejercicio conjuntamente es una buena manera de animar a una persona. Se puede correr, andar a paso rápido, jugar a tenis, apuntarse a un partido de fútbol o acudir a la piscina cubierta para nadar un buen rato. El ejercicio físico provoca que el cuerpo fabrique endorfinas y esto hace subir el estado de ánimo.

  4. 4

    Una buena comida también es algo que anima mucho. Disfrutar degustando buenos alimentos y vinos de calidad levanta el ánimo de una persona triste. Se le puede pedir que elija un restaurante de su gusto y se vista con elegancia para salir a cenar o comer.

  5. 5

    La manera más sencilla y económica de animar a una persona es explicarle anécdotas divertidas, que le distraigan de sus pensamientos negativos y le hagan sonreir o reir a carcajadas. También se le puede pedir que haga un esfuerzo y nos explique recuerdos divertidos o placenteros de sus viajes o actividades recientes.

Comentarios
blog comments powered by Disqus