» Cocina » Comidas y Bebidas » Cómo asar castañas: guía y método paso a paso

Cómo asar castañas: guía y método paso a paso

Galería
Cómo asar castañas: guía y método paso a paso

Las castañas son productos con una gran variedad de presencia en la cocina como torta de castaña, castañas cocidas con salmón o, la receta más famosa, calbotes. Los calbotes son castañas asadas y peladas, mundialmente famosos por su gran calidad de sabor que adquieren durante el proceso de elaboración. El sabor de este producto puede variar si se realiza en un horno, microondas o en una hoguera de fuego, siendo ésta última la forma que obtiene mejores resultados.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Cuchillo
  • Castañas para asar
  1. 1

    Si deseas asar las castañas en casa debes, antes de comenzar, precalentar el horno a 200º. Un precalentamiento de horno consigue que el producto que se va a cocinar sufra un cambio brusco de temperatura, al insertarlo dentro del electrodoméstico, y, por tanto, se cocine sin perder sabor.

  2. 2

    Escoge las castañas. Debes examinar una a una las castañas. Desecha toda aquella que tenga imperfecciones como pequeños agujeros, estén blandas o demasiado maduras. Éstas podrían estar en infectadas de parásitos y trasmitir enfermedades.

  3. 3

    Realiza un pequeño corte, sobre la zona media de la castaña, a todas las castañas que vayas a asar. Si deseas dejar alguna castaña para asar otro día no debes cortarla ya que podría madurar demasiado.

  4. 4

    Pon las castañas sobre una fuente plana de horno. No es necesario que sea honda ya que las castañas que queden en la zona inferior no recibirán el mismo calor para asarse.

  5. 5

    Asa las castañas, a 200º, durante, al menos, 20 minutos. Cada horno tiene diferente potencia por lo que es recomendable revisar, de vez en cuando, como se realiza el asado y, si fuera necesario, retirar las castañas antes de cumplirse el tiempo.

  6. 6

    Debes dar la vuelta, de vez en cuando, a las castañas mientras éstas están en el horno para que se asen por ambos lados.

  7. 7

    Una vez finalizado el tiempo, saca las castañas y deja que se enfríen antes de continuar. Las castañas tendrán un aspecto carbonizado, la piel o cáscara será quebradiza y crujiente.

  8. 8

    Cuando la temperatura de las castañas sea equilibrada y no produzca quemaduras debes retirarle, una a una, toda la cáscara y piel que recubre a la castaña dejando, únicamente, al descubierto, una pequeña bola amarilla. Éste es el calbote.

Consejos y Advertencias
  • Si quieres realizar esta receta en una chimenea o en una hoguera, tan solo debes sustituir el horno por este medio de calor. Mantén una constante vigilancia ya que el calor de una hoguera puede ser superior al obtenido en el horno y, por tanto, el tiempo de asado puede reducirse.
Comentarios
blog comments powered by Disqus