» Familia » Niños y Bebés » Cómo atarse los cordones: Trucos para aprender rápidamente

Cómo atarse los cordones: Trucos para aprender rápidamente

Galería
Cómo atarse los cordones: Trucos para aprender rápidamente

Atarse los cordones es una de las tareas cotidianas que más se repiten a diario en la vida de una persona. Si bien parece una técnica muy sencilla, existe una gran cantidad de nudos y formas para poder aplicar cuando se ajusta una zapatilla al pie.

Entre los métodos que existen se encuentra el que queda en forma de moño, el que se pasa por atrás de la pierna y el que se une debajo de la suela. Cada una de ellas tiene una forma correcta para poder lograr la finalidad de aprender a atarse los cordones de una forma fácil y en pocos pasos.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Lo primero que debe tener en sus manos antes de comenzar con la práctica es un par de zapatillas o calzado que se ajuste con cordones, los hilos para probar las distintas técnicas y algunos minutos libres. Obteniendo esto, está apto para realizar la labor.
  1. 1

    Tome la zapatilla y póngala en un lugar cómodo para que pueda practicar con simpleza. Si lo desea, puede hacerlo mientras tiene puesto el calzado.

  2. 2

    Agarre las puntas del cordón y páselas por los orificios del zapato hasta que quede distribuido en forma equitativa.

  3. 3

    Una vez que tenga dos partes, con aproximadamente 10 centímetros de largo cada una, tomará ambos extremos y los cruzará uno arriba del otro.

  4. 4

    Sujete la intersección de las dos partes mientras pasa por abajo la parte que había puesto arriba. Esto hará que quede una forma similar a un nudo.

  5. 5

    Estire ambas puntas hasta sentir que ejerce presión sobre el pie. Según el torque que le dé en esta parte será la sujeción que tenga la zapatilla con su extremidad inferior.

  6. 6

    Cuando estire estas partes, ponga el dedo índice sobre la intersección que quedó en la base del cordón. Si no se mueve, puede sacarlo.

  7. 7

    Tome las extremidades y, con ambas manos, forme un ojal con una de las puntas. Con los dedos pulgar e índice sujete esta forma para que no se desarme.

  8. 8

    Con la mano que le queda libre, tome la otra punta y pásela por toda la circunferencia de la oreja que formó recientemente y por sobre el dedo gordo.

  9. 9

    Al dar toda la vuelta, notará que queda un espacio entre el pulgar y la oreja formada. Pase el hilo con el que dio toda la vuelta por ese agujero que se creó.

  10. 10

    Se formará una nueva oreja con la cinta que viene trayendo. Presione los dos ojales y estire, ejerciendo fuerza hacia los costados. Al hacerlo, tendrá atado los cordones de una forma muy fácil.

Comentarios
blog comments powered by Disqus