» Salud » Enfermedades y Transtornos » Cómo ayudar a un depresivo: Consejos y pasos fáciles para ayudarle

Cómo ayudar a un depresivo: Consejos y pasos fáciles para ayudarle

Galería
Cómo ayudar a un depresivo: Consejos y pasos fáciles para ayudarle

Lo primero que hay que tener en cuenta para poder ayudar a una persona depresiva es que la depresión es una enfermedad, y como toda enfermedad se manifiesta no sin antes dar signos de alerta, es muy importante tener en cuenta estos signos para que en cuanto se empiecen a manifestar podamos ya contar con el apoyo más fuerte que es el del psicoanálisis, pero como toda terapia la misma no sirve si el enfermo no es contenido por sus familiares, amigos o conocidos, es un trabajo en equipo entre el psiquiatra y el grupo primario o de amistad, de la persona depresiva.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Hay que saber que la persona depresiva no quiere bajo ninguna circunstancia curarse, este es un factor muy importante a tener en cuenta dado que sin el consentimiento de la persona enferma, es mas difícil ayudar, pero no nos olvidemos que estamos hablando de una enfermedad, por tanto no importa si el sujeto quiere o no seR ayudado, ya que no esta en sano juicio de decidir, nosotros como personas sociables debemos ayudar, no solo es un derecho sino que también es una obligación moral.

    No confundir la depresión con la angustia:

    Es muy fácil confundir a una persona angustiada con depresiva, hoy en día es muy común escuchar a las personas que tuvieron un mal dia, decir: “tengo una depresión terrible” o “me siento depresivo”, “esto me deprime”, que depresión mi día”…etc etc, es muy importante no confundir, lamentablemente la sociedad hoy le da un mal uso a la palabra depresión. Un buen punto a tomar en cuenta es que la persona depresiva nunca va a decir “Tengo una depresión terrible”, es muy raro que nombre la palabra porque inconscientemente esa palabra esta en su mente el 100% del tiempo y ese es el motivo por el que no la menciona, el depresivo lo manifiesta con horas de sueño prolongado, necesidad de dormir permanentemente, poco o nada de apetito, mareos, cansancio, autoestima permanentemente baja, no aceptación de la enfermedad e incluso negación a curarse, como mencionamos anteriormente el enfermo solo quiere “morir”.

  2. 2

    Cómo podemos ayudar:

    Lo mas importante a tener en cuenta es el factor Rapidez, en cuanto vemos estos signos de alerta hay que conseguir un psiquiatra, el depresivo debe estar medicado por el profesional hasta que el mismo considere que puede empezar a bajar o incluso retirar la misma.
    En segundo lugar y como mencionamos antes, el apoyo continuo de nuestros familiares y amigos es importantísimo, muchas veces escuchamos casos en donde personas depresivas están solas o han dejado de tener amigos, bueno este es un buen momento para saber quiénes son los verdaderos amigos, nadie quiere estar con gente depresiva, angustiada y cansada pero tampoco nadie quiere enfermarse de depresión, y la depresión no funciona a fuerza de voluntad, es por eso que una vez que la enfermedad llega el apoyo del ser querido es fundamental.

  3. 3

    No angustiarse si el enfermo no progresa:

    Es muy importante no angustiarse al no notar cambios, la enfermedad se cura de a poco, incluso a veces tenemos que obligar al enfermo a levantarse e ir a las sesiones de terapia, si la persona no se puede levantar de la cama hay que empezar a pensar en una internación, es ahi donde el profesional evaluara el tiempo necesario de la persona para que una vez internada, medicada y tratada, pueda volver a su casa y sea capaz de continuar la terapia por si solo.
    Paciencia, no angustiarse, estar enérgico, seguro y firme en la decisión tomada de contener al enfermo y que haga terapia al mismo tiempo, son algunas de las claves para poder ayudar.
    Es muy importante no desalentarse, no angustiarse al no ver progresos, como dijimos antes la depresión es una enfermedad que lleva tiempo curar… igual que cualquier otra enfermedad.
    De la depresión tiene cura, pero recuerde que la voluntad no es un factor posible en el enfermo, que sin terapia no hay posibilidad de sanarse y, aún mas importante que todo el resto, sin la contención de la gente que amamos y que nos ama, no es posible salir adelante.
    El tiempo es un factor clave, el miedo y la angustia son problemas que no ayudan, la firmeza es el objetivo para sacar al enfermo de la depresión, y la perseverancia es la clave para que el mismo se cure.
    Y recuerde que, “Todo lo que no nos mata, nos hace más fuertes” .

Comentarios
blog comments powered by Disqus