» Aficiones » Música » Cómo cantar con el estómago: Manual básico de canto por pasos

Cómo cantar con el estómago: Manual básico de canto por pasos

Galería
Cómo cantar con el estómago: Manual básico de canto por pasos

¿Te gusta cantar en la ducha? ¿Sin darte cuenta estás tarareando una canción que no puede irse de tu mente? Si te apasiona la música y te sientes cómodo interpretando canciones, debes saber que el canto es una disciplina que puede aprenderse. La música es beneficiosa para las personas, evita la ansiedad y los cuadros de estrés o depresión. Además, tiene muchas utilidades que van más allá del propio beneficio personal, como deleitar a los más pequeños con una canción de cuna, animación de eventos entre amigos y, ¿por qué no?, cantando también podrás ganarte un dinerillo. Sea cual sea el motivo por el que quieres mejorar tu técnica, a continuación se ilustra cómo cantar con el estómago de manera sencilla y profesional:

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Mantener una postura correcta para el canto. Es fundamental que la boca esté abierta mientras se canta para favorecer una correcta expulsión del aire. Al tener la boca cerrada, pueden producirse molestos ruidos o desagradables silbidos involuntarios. Se aconsejan dos dedos de separación entre la mandíbula superior y la inferior, especialmente cuando se van a vocalizar letras como la "a" o la "o".

  2. 2

    Sé consciente de tus limitaciones así como de tus destrezas. Conoce la textura de tu voz, el rango de acordes o notas al que puedes llegar. Debes estudiar si tienes una voz grave o aguda y dedicar más tiempo de ensayo a los registros que más se te resisten, siempre con cuidado de no dañar las cuerdas vocales.

  3. 3

    Practicar la inspiración. Coloca dos dedos entre la última costilla y hacer presión. Poner los labios en forma de "o". Inspirar profundamente notando cómo fluye el aire dentro de ti y se abren los pulmones.

  4. 4

    Realizar ejercicios vocales. Pronunciar una letra en una determinada nota e ir subiendo a través de la de la escala musical. Después de alcanzar el tono más alto de la escala, repetir el proceso en orden descendiente.

  5. 5

    Practicar el autocontrol. Para ello, inspirar lenta y profundamente por la nariz, dirigiendo el aire hacia el abdomen. Colocar una mano delante de la boca y soltar el aire poco a poco.

  6. 6

    Notar que el aire expulsado es cálido. Repetir delante de un espejo al menos 15 veces diaria, observando y corrigiendo la postura corporal. Ni el pecho ni los hombros deben moverse durante este ejercicio respiratorio. De lo contrario, el ejercicio estará mal realizado, lo que significa que todavía no posees el control suficiente sobre tu respiración.

  7. 7

    A cantar también se aprende. A pesar de que gran parte de la calidad del canto depende de la materia prima, es decir, de unas cualidades innatas, la técnica puede pulirse y uno puede aprender a cantar o mejorar su interpretación. El truco reside en perseverar.

  8. 8

    Ensayar al menos 30 minutos diarios, tiempo en el que se irá variando el registro, el estilo musical de las piezas a interpretar y el ritmo.

Consejos y Advertencias
  • Evita el alchohol y el tabaco, pues son muy perjudiciales para las cuerdas vocales y la capacidad respiratoria.
Comentarios
blog comments powered by Disqus