» Cocina » Comidas y Bebidas » Cómo cocer el pulpo: Trucos para que quede perfecto

Cómo cocer el pulpo: Trucos para que quede perfecto

Galería
Cómo cocer el pulpo: Trucos para que quede perfecto

Una de los platos de más sencilla preparación en nuestra gastronomía es el pulpo a la gallega, o como dicen en Galicia, "Polbo á feira". Además de sabroso, sano y nutritivo, este plato es muy fácil de preparar, aunque, como es lógico, hay que seguir unos pasos y trucos para conseguir los mejores resultados.

Algo fundamental es la congelación previa del pulpo si éste es fresco, ya que de esta forma se consigue ablandarlo para conseguir una textura óptima en la boca y, además, se elimina cualquier presencia de Anisakis, presente en muchos pescados y mariscos.

La forma tradicional de ablandarlo era dándole golpes contra las rocas, aunque evidentemente, la técnica de congelación es mucho menos violenta para el cefalópodo.

Normalmente, se suelen vender pulpos ya congelados, limpios de vísceras. Para preparar esta receta, los ingredientes son los referidos a un pulpo para 3 ó 4 personas.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Pulpo de 1,5 kg
  • Pimentón
  • Sal
  • Laurel
  • Aceite de oliva virgen
  1. 1

    Se pone una olla a calentar con abundante agua, la sal y el laurel mientras se descongela el pulpo. Una vez descongelado, lo metemos en el agua en ebullición y dejamos que rompa a hervir otra vez.

  2. 2

    Cuando esto ocurra, se saca de nuevo y se repite el proceso otra vez. Este proceso se debe repetir 3 ó 4 veces, aunque en Galicia hay zonas que se hace incluso 7 veces.

  3. 3

    Escaldado ya el pulpo, se deposita definitivamente en la olla y se cuece a fuego medio durante unos 40 minutos. No es recomendable cocerlo en exceso pues se desintegraría su piel, perdiendo su característica textura.

  4. 4

    Pasado este tiempo, se apaga el fuego y se deja el pulpo dentro del agua unos minutos. Después se escurre el agua y cuando sea posible para manipular, se van cortando las patas del animal en rodajas finas.
    Si se desea se pueden cocer patatas en el agua sobrante.

  5. 5

    Lo mejor para servir el pulpo definitivamente es un plato de madera.
    Si se han hecho las patatas, se ponen en la base y sobre ellas se van depositando las rodajas del pulpo. A continuación se le añaden unos granos de sal gorda, pimentón picante y un aceite de oliva virgen de la mayor calidad posible.

    Es muy aconsejable no comer este suculento plato frío, aunque tampoco muy caliente, y lo ideal cuando ya esté en la mesa es acompañarlo con un buen vino blanco gallego como el Ribeiro o el Albariño, perfectos para este manjar.


Comentarios
blog comments powered by Disqus