» Cocina » Cómo cocinar piña asada paso a paso

Cómo cocinar piña asada paso a paso

Galería
Cómo cocinar piña asada paso a paso

Cocinar piña asada es un proceso muy sencillo que dará lugar a platos verdaderamente especiales, perfectos para servir a los invitados por su presencia estética y por la rapidez en su elaboración. La materia prima necesaria es una buena piña natural de tamaño medio para poder aprovecharla al máximo. La piña se podrá servir sola o en combinación con todo tipo de alimentos, en especial las carnes en una sabrosa combinación. Cómo cocinar piña asada paso a paso es sencillo si se sabe cómo, sencillas recetas que permiten platos de restaurante.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Piña
  • Zumo
  • Pincel
  • Azúcar
  • Plato
  1. 1

    La piña que se necesita debe ser de un tamaño medio y, preferiblemente, fresca pues de este modo cocinarlas será mucho más sencillo y el resultado sabroso.

  2. 2

    Es necesario lavar la fruta con cuidado y cortar su piel con ayuda de un cuchillo bien afilado. Cuando este proceso se finalice se realizarán rodajas de tamaño medio y se colocan sobre de bandeja de horno, previamente cubierta con papel especial para que no se pegue.

  3. 3

    En un bol con zumo, se echa un poco de azúcal y se remueve intensamente. Con ayuda de un pincel especial de cocina se cubre la superficie de toda la fruta. También se puede emplear almíbar, una opción u otra dependerá de los gustos de la persona, ambas son igualmente calóricas.

  4. 4

    La temperatura del horno debe establecerse en 120 grados. Para su preparación 20 minutos serán suficientes, no obstante habrá que vigilar el proceso con cuidado para que no se queme y dar la vuelta si fuera necesario con ayuda de una espátula.

  5. 5

    La presentación puede hacerse en una bandeja común en color blanco, pues de este modo se apreciará en mayor medida los colores. Para las raciones individuales lo indicado es emplear dos rodajas de tamaño medio.

  6. 6

    La elección del acompañamiento es importante, una buena idea es apostar por un helado de cualquier sabor, siendo los más recomendables el de nata, vainilla o limón. Los niños podrán disfrutar degustando este postre tan especial y sencillo de elaborar.

  7. 7

    Si se busca un acabado más profesional, una salsa dulce de arándanos puede ser el toque final perfecto. En un bol y con ayuda de un tenedor se machaca la fruta y se mezcla con un poco de zumo, el resultado es muy sabroso y vistoso pudiendo pintar el plato al gusto.

Consejos y Advertencias
  • Realizar el lavado de la fruta
  • Cubrir debidamente la fruta
  • Cuidado al usar el cuchillo
  • Tener cuidado de no desmontar el postre
Comentarios
blog comments powered by Disqus