» Cocina » Cómo cocinar un pequeño cementerio de chocolate

Cómo cocinar un pequeño cementerio de chocolate

Galería
Cómo cocinar un pequeño cementerio de chocolate

Consigue que todos los niños celebren la noche de Halloween con una sonrisa en la cara. Solamente tienes que poner sobre la mesa este cementerio de chocolate que voy a enseñarte a cocinar. ¡Les encantará tanto por su originalidad como por su sabor!

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Crema pastelera blanca
  • Galletas de vainilla
  • Galletas de chocolate
  • Chocolate
  1. 1

    Elabora una torta de chocolate rápida. Para ello debes poner un poco de harina en un recipiente y mezclarla con levadura, azúcar, huevos y leche.

  2. 2

    Remuévelo todo bien hasta obtener una masa fina y homogénea y déjala reposar un momento.

  3. 3

    Después tienes que agregar u poco de cacao en polvo y remover de nuevo. Ya tienes la masa para tu tarta.

  4. 4

    Vierte toda esa mezcla en un molde para tartas y ponla en el horno. También la puedes cocinar en el microondas. Es más rápido y limpio.

  5. 5

    Deja que la tarta se cocine entre 15 y 20 minutos. Pínchala de vez en cuando para revisar si ya está terminada.

  6. 6

    Cuando la tarta esté cocinada por dentro sácala y déjala atemperar un momento.

  7. 7

    Mete la crema pastelera dentro de una manga y cubre toda la tarta. Usa una cuchara de madera para extender la crema y poder cubrir toda la tarta al completo. Ponle también algo de crema en los laterales.

  8. 8

    Coloca las galletas de chocolate en un mortero y machácalas. Tienen que quedar convertidas en polvo.

  9. 9

    Espolvorea esas galletas de chocolate molidas sobre tu tarta. Parecerá la arena de tu cementerio.

  10. 10

    Coge unas pocas galletas de vainilla y clávalas en la tarta. Tienes que introducir más o menos un 25% de la galleta. Así quedará fija y parecerá la tumba de tu tarta.

  11. 11

    Coge un poco de nata montada y métela en una manga.

  12. 12

    Dibuja con la nata pequeños fantasmas. Solamente tienes que poner un poco de nata en forma ovalada y otro poco de nata más, esta vez más pequeño, encima.

Consejos y Advertencias
  • Compra pequeñas figuritas de Halloween comestibles. En el mercado encontrarás calabazas, fantasmas y un montón de figuritas más. Colócalas sobre tu cementerio para hacerlo más real todavía. ¡Ponlo en la mesa y disfruta de un postre dulce original!
  • Si quieres que tu cementerio sea todavía más divertido pinta las galletas de vainilla con nata. Puedes escribir nombres o cualquier otra cosa. Deja que se sequen bien y clava las galletas. También puedes hacer la escritura con chocolate derretido. Espera a que se endurezca antes de manipular las galletas.
Comentarios
blog comments powered by Disqus