» Cocina » Recetas » Cómo cocinar un pollo: Aprende recetas fáciles y sabrosas

Cómo cocinar un pollo: Aprende recetas fáciles y sabrosas

Galería
Cómo cocinar un pollo: Aprende recetas fáciles y sabrosas

El pollo es indudablemente uno de los alimentos más sanos que podemos consumir, ya que es recomendado en muichísimas ocasiones por los médicos cuando una persona enferma debe hacer una dieta. La carne del pollo posee muchísimas proteínas, calcio, potasio y muy pocas calorías y carbohidratos. También aporta una gran cantidad de vitaminas de la serie y/o complejo B, que son tan beneficiosas para la salud, ya que poseen propiedades anticancerígenas y antioxidantes. A diferencia de los pescados o otro tipo de alimentos, el pollo suele mantener el estómago lleno durante varias horas, lo que genera quie una persona que busca bajar depeso, pueda evitar consumir alimentos a deshora. Por eso, queremos dejarte aquí las mejores recetas sabrosas y fáciles sobre cómo cocinar un pollo.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Hay muchísimas manera de cocinar un pollo, éstas pueden ser al horno, hervido, frito, asado, a la plancha, al vapor, etcétera. Por ende a continuación te vamos enseñar primeramente cómo trocear el pollo para luego poder utilizarlo en varias recetas.

    Toma el pollo y separa las piernas de lo que sería la pechuga. Con una cuchilla, procede a cortar ambos costados, tratando de dejar solamente unidas las mitades, por la sección del espinazo. Ahora, quiebra la columna del pollo, doblando éste hacia atrás de tal manera que queden dos mitades inferior y superior. Separa la pierna de la entrepierna, intentando buscar la articulación que suele haber entre ambas, y realiza un corte para poder seleccionarla. De esa manera evitarás cortar a través del hueso. Ahora, realiza un corte en los costados del espinazo para poder separar el pescuezo. Divide de manera longitudinal la pechuga por el medio, cortando desde el esternón y divide en presas de modo transversal.

  2. 2

    Pollo al horno con papas: Lava todas las piezas de pollo que poseas y procede a colocarlas sobre una bandeja apta para el horno. Vierte un poco de aceite sobre cada una de las piezas y luego comienza a salar de un lado y del otro cada una de ellas. Procede a exprimir uno o dos limones, y rocía el pollo. Espolvorea pimienta y orégano a gusto.

    Corta varias papas en trozos del mismo tamaño y colócalos a los costados del pollo o en los lugares que veas vacíos. Por sobre las papas, espolvorea con provenzal y lleva la bandeja a horno moderado (aproximadamente 220ºC durante veinte minutos). Una vez pasados esos veinte minutos, baja la temperatura a 200º C y deja que se cocine durante una hora más.

    Antes de retirar, comprueba que esté bien cocido. Para ello, deberás pincharlo al costado del hueso, y el jugo que sale es transparente significa que ya está listo; si es rosado, deberás dejarlo un tiempo más. Para que no se quemen, recuerda dar vuelta las papas cada veinte minutos.

  3. 3

    Croquetas de pollo: Llena una olla con abundante agua y coloca todas las piezas del pollo. Lleva a fuego medio durante una hora y media o hasta que esté cocido correctamente. Retira las piezas con cuidado de no quemarte y quita toda la carne que veas posible. Con un cuchillo, procede a cortar el pollo en trozos pequeños, y colócalos en un recipiente.

    Toma una sartén grande y coloca una taza chica de aceite. Cuando éste, esté caliente, añade una cebolla picada y media cucharadita de sal. Deja que se cocine durante cinco minutos y añade los pedacitos de pollo.

    Sube la temperatura a fuego medio, y mezcla para que no se quemen. Deja cocinar diez minutos más y vierte 350 mililitros de leche entera. Espovorea el pollo con cinco cucharadas de harina, sal, nuez moscada y pimienta a gusto, y mezcla para que no se formen grumos.

    Luego, vierte 350 mililitros más de leche y sigue cocinando durante ocho minutos más. Cuando veas que la pasta se despega de la base de la sartén, deberás retirarla.

    Coloca la preparación en un recipiente y lleva a la heladera hasta que se enfríe. Toma dos recipientes y en uno coloca dos huevos batidos, y en el otro abundante pan rallado.

    Retira la preparación del pollo de la heladera y con una cuchara ayúdate para ir formando bolitas medianas. Ahora, pasa éstas por huevo y luego por pan rallado.

    Pon abundante aceite en una sartén y una vez que esté burbujeando, procede a colocar las croquetas. Cocina de ambos lados hasta que esté dorado el exterior y retira. Apoya sobre papel de cocina para poder quitar el exceso de aceite. Deja enfríar y sirve.

Comentarios
blog comments powered by Disqus