» Cocina » Comidas y Bebidas » Cómo colocar un jamón: Guía práctica, paso a paso

Cómo colocar un jamón: Guía práctica, paso a paso

Galería
Cómo colocar un jamón: Guía práctica, paso a paso

El jamón es un producto elaborado, generalmente, en España. Este producto debe mantener una adecuada conservación y, ésta, comienza en su colocación. Aunque no lo parezca, la forma de colocar un jamón puede producir que su sabor cambie completamente, se seque o se engrase demasiado y, de esta forma, perder toda su calidad.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • soporte
  • Cuchillo
  • Jamón Jamonera
  • Trapo de cocina
  1. 1

    El jamón debe conservarse en un lugar ambiente cuya temperatura no exceda de los 23º y no sea menor de 20º para que, de esta forma, no pierda su cualidad y característica. Busca un lugar adecuado para la conservación del producto que, preferiblemente, no reciba los rayos solares.

  2. 2

    Limpia, al completo, el soporte. Antes de colocar el jamón debes limpiar, el soporte, y eliminar las bacterias o el polvo que pueda tener y, al entrar en contacto con la pieza, contaminar el jamón. Para ello utiliza un paño de cocina húmedo.

  3. 3

    Coloca el jamón. El jamón tiene varias formas de colocación de las que depende, en gran medida, su consumo. Si el jamón va a consumirse en los dos días siguientes a su apertura, debes colocarlo, sobre el soporte, con la pezuña en dirección superior, es decir, mirando hacia la parte más alta.

  4. 4

    Si, por el contrario, el jamón no va consumirse en esos dos días o su consumo va a ser más lento, debes colocarlo en posición opuesta. Inserta la pata del jamón o la pezuña mirando hacia la parte más baja del soporte.

  5. 5

    Deja caer la pieza de jamón sobre el clavo para fijar dicho producto y que, durante el corte, no se mueva y, por tanto, no pueda producir accidentes.

  6. 6

    Clava, con la ayuda de la púa de sujeción, situada en la parte superior, la pezuña. Debes apretar todo lo posible para fijar la pezuña al soporte y, de esta forma, evitar movimientos durante el corte que puedan producir accidentes.

  7. 7

    Ya tendrás colocado el jamón y tan sólo debes abrirlo. Para ello debes utilizar un cuchillo grueso e ir eliminando, poco a poco, la piel dura del jamón. Es recomendable abrir, únicamente, la zona que se va a consumir. De esta forma evitarás que el resto de jamón se seque y pierda su sabor.

Consejos y Advertencias
  • Es recomendable tapar, después de cada corte, el jamón con un trapo de cocina limpio y seco. De esta forma se evita que el aire pueda resecar el jamón, haciendo que éste pierda su jugo y su sabor y convirtiendo, a tan exquisita pieza, en un plato insípido y seco.
Comentarios
blog comments powered by Disqus