» Hogar » Reparaciones » Cómo colocar una tarima flotante: Guía de pasos profesionales

Cómo colocar una tarima flotante: Guía de pasos profesionales

Galería
Cómo colocar una tarima flotante: Guía de pasos profesionales

Dar al hogar un aire confortable es muy sencillo con las soluciones que existen actualmente en decoración. Algunas de estas opciones no son muy complejas de instalar y con pocos pasos, materiales y algunas indicaciones, pueden ser colocadas sin conocimientos previos.

En el caso de la tarima flotante tenemos dos opciones de colocación y aquí desarrollaremos cómo colocar una tarima flotante de tipo clic. Este sistema de colocación resultará mucho más sencillo para aquellos que deseen colocar este material y no tengan conocimientos previos de bricolaje.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Material aislante.
  • Tarima y rodapiés.
  • Cuñas de 1 cm
  • Martillo
  1. 1

    El paso previo a la colocación de la tarima es la aclimatación de los materiales al ambiente donde van a ser instalados. Por lo menos 48 horas antes, hay que desenvolver todos los elementos y dejarlos en el espacio donde van a ser colocados para que vayan adaptándose al clima de la estancia.

  2. 2

    El primer paso para iniciar la colocación de la tarima es extender la capa aislante en la superficie donde vamos a instalar la tarima. Todo el espacio debe quedar cubierto con este material que ayudará a aislar la tarima de la humedad. Para ello, este material debe quedar perfectamente colocado y sellado con cinta aislante.

  3. 3

    Ahora colocamos la primera fila de tarima dejando siempre el encaje macho para encajar la siguiente fila a su lado. Un detalle imprescindible es colocar una pequeña cuña entre la fila de la tarima y la pared de por lo menos 1 cm. Ya que con los cambios de temperatura el material tenderá a contraerse y dilatarse, por lo que necesitará este pequeño espacio para hacerlo.

  4. 4

    La segunda fila y sucesivas deberán ir encajando utilizando el saliente macho para introducirlo en la ranura hembra y para ello será necesaria una leve inclinación de la tarima para hacerlo. Una vez encajada ya puede colocarse al nivel normal. Se sigue colocando más filas dejando para el final los recortes hasta llegar a la pared, ya que aveces las paredes no son regulares o la existencia de columnas requieren una forma especial de la pieza de tarima.

  5. 5

    El último paso es la colocación de los rodapiés. Para que puedan cubrir perfectamente el hueco que hemos dejado para la holgura de la tarima, deben tener al menos 1.5 cm de ancho. Debemos encajarlo presionando sobre él a la vez que se golpea con un martillo suavemente para no dañarlo. Una vez finalizado se puede empezar a pisar sin problema, a diferencia de la que emplea el sistema de encolado.

Consejos y Advertencias
  • Exponer los materiales 48 horas antes de ser colocados a la temperatura ambiente.
  • Dejar espacio suficiente para que la tarima pueda dilatarse y contraerse.
Comentarios
blog comments powered by Disqus