» Cocina » Comidas y Bebidas » Cómo conservar el queso: Guía básica para cuidarlo, paso a paso

Cómo conservar el queso: Guía básica para cuidarlo, paso a paso

Galería
Cómo conservar el queso: Guía básica para cuidarlo, paso a paso

El queso es un producto que aporta, mediante su consumo, una gran cantidad de calcio, proteínas y nutrientes beneficiosos para la salud. El queso tiene una inmensa presencia en las recetas gastronómicas ya que, dentro de la gran variedad de quesos, este producto aporta un sabor delicioso y exquisito.

Mantener un buen cuidado y conservación del queso aporta, además, una textura suave y característica que tan sólo permanece en el queso durante unos días y, por eso, mantener una conservación adecuada es tan importante.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Aceite
  • Queso a conservar Quesera
  • Bolsa de congelación
  • Quesera
  • Papel de cocina
  1. 1

    Conservar queso fresco. Lava y limpia completamente un tupper. Es necesario que elimines todo el polvo o suciedad que pueda existir para que no contamine el queso que, posteriormente, se va a conservar.

  2. 2

    Corta unas láminas de papel de cocina y, a su vez, dóblalas en cuatro partes iguales.

  3. 3

    Coloca el papel de cocina en el fondo del recipiente. Debes colocar todo el papel doblado y asegurarte de que cubre todas las zonas ya que, en caso de no absorber el líquido del queso, podría provocar una mala conservación.

  4. 4

    Introduce el queso, entero o laminado, sobre el papel de cocina.

  5. 5

    Cierra el recipiente y colócalo dentro del frigorífico.

  6. 6

    Cambia el papel de cocina cada día hasta que el queso deje de producir líquido. Si no cambias el papel con el líquido absorbido, éste tendrá mal olor y, por tanto, contaminara el queso.

  7. 7

    Queseras para queso en aceite. El queso en aceite es uno de los mejores manjares que existen. Para conservar este queso, tan solo debes adquirir una quesera, del tamaño del queso que vas a conservar.

  8. 8

    Introduce aceite de oliva virgen en el interior de la quesera. Debes asegurarte de que el aceite cubre el queso en su totalidad.

  9. 9

    Introduce el queso en el apartado específico para el queso. Debes colocar el queso, entero, en una pequeña plataforma que, al abrir la quesera, se eleva.

  10. 10

    Deja el queso dentro de la quesera, cubierto de aceite, durante, al menos 30 días para que se conserve adecuadamente y, después, podrás consumirlo.

  11. 11

    Si quieres conservar cualquier variedad de queso, puedes hacerlo de una forma muy sencilla, adquiere en cualquier mercado unas bolsas de congelación. Estas bolsas están previstas de un sistema hermético de cierre que evitan el acceso del aire.

  12. 12

    Introduce le queso dentro de estas bolsas y ciérralo. Al no entrar el aire dentro de la bolsa, se crea un envase al vacío que evita la fermentación del queso y, por tanto, lo conserva como el primer día.

Consejos y Advertencias
  • Es recomendable mantener el queso, sea cual sea su conservación, dentro de la nevera o, en su defecto, en un lugar fresco ya que, de esta manera, evitarás que el calor provoque una fermentación dañina para el producto.
Comentarios
blog comments powered by Disqus