» Cocina » Comidas y Bebidas » Cómo conservar pimientos: En unos sencillos y rápidos pasos

Cómo conservar pimientos: En unos sencillos y rápidos pasos

Galería
Cómo conservar pimientos: En unos sencillos y rápidos pasos

El pimiento es la segunda (por detrás de la cebolla) verdura más usada en la gastronomía mundial. Esta condición tan alta de consumo se debe a la gran presencia del pimiento en platos comunes como ensaladas, pollo, carne y pasta entre otros.

El pimiento puede consumirse durante su periodo de producción con un sabor muy característico pero una vez terminado su temporada el sabor disminuye y tan sólo es posible su consumo a través de la producción en invernaderos. Si quieres conservar esos ricos pimientos, con el mismo sabor que el primer día, puedes realizar un proceso de conserva y consumirlos en cualquier momento, sea la temporada que sea.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Recipiente hondo de cocción
  • Botes de cristal vacío
  • Pimientos en buen estado
  • Agua
  1. 1

    Abre cada uno de los tarros y colócalos dentro de un recipiente de cocción con agua. El agua debe cubrir al completo todos los tarros por lo que es posible que necesites realizar este paso varias veces.

  2. 2

    Coloca el recipiente con los botes sobre un fuego de cocina o lumbre campestre. Debes dejar que el agua se caliente y comience a hervir para esterilizar el interior de los tarros. La esterilización es de suma importancia para eliminar bacterias que pueden contaminar y dañar el producto.

  3. 3

    Deja que los botes cuezan a fuego fuerte durante 15 minutos y retíralos.

  4. 4

    Coloca los tarros abiertos y boca abajo sobre un paño de cocina. Deja que todos los tarros se sequen completamente durante 45 minutos.

  5. 5

    Envasa los pimientos. Cuando los botes estén secos y fríos debes llenarlos con los pimientos. Puedes rellenar los botes con los pimientos enteros o cortados en láminas.

  6. 6

    Cierra los botes herméticamente. Es recomendable realizar un doble cierre para que quede totalmente hermético. El doble cierre se realiza cerrando fuertemente el bote, dejándolo reposar dos minutos y volviendo a cerrar fuertemente.

  7. 7

    Coloca los pimientos embotellados en un recipiente de cocción lleno de agua fría. El agua debe cubrir completamente los botes y éstos no deben chocar entre sí.

  8. 8

    Cuece los botes de pimiento embotellado durante 20 minutos, siempre a fuego fuerte. El cambio brusco de temperatura será el encargado de vaciar el aire del frasco y de mantener el producto como el primer día.

  9. 9

    Saca los botes del agua y déjalos enfriar durante diez minutos. Una vez los botes tengan una temperatura ambiental adecuada podrás etiquetarlos y conservarlos en un lugar fresco para su posterior consumo.

  10. 10

    Es posible conservar pimientos de otras formas como secándolas. Para ello debes asar el pimiento y pelarlo cuidadosamente.

  11. 11

    Coloca el pimiento sobre un palo o tabla fina y déjalo secar durante tres días. Una vez pasado el tiempo el pimiento estará seco y durará un largo periodo.

  12. 12

    Para consumir este producto es necesario mantener el pimiento seco dentro de agua caliente durante tres minutos. El pimiento recobrará su forma y sabor natural.

Comentarios
blog comments powered by Disqus