» Cocina » Cómo conservar setas de la mejor forma

Cómo conservar setas de la mejor forma

Galería
Cómo conservar setas de la mejor forma

Las setas son un alimento que se oxida con facilidad, y que tiene una fecha de caducidad realmente corta. Por eso, aprender cómo conservar setas de la mejor forma es una magnífica idea. De esta manera, no es necesario cocinar de una sola vez todas las que se hayan comprado, o se pueden guardar las que sobren tras elaborar una receta. Hay diversas técnicas, todas ellas realizadas con productos naturales, y cada una requiere una preparación especial. De la misma manera, cada una de ellas ofrece unos resultados diferentes y una fecha de caducidad distinta. En aceite, en vinagre, secas o en polvo, todos los métodos son válidos.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Una de las técnicas más extendidas y utilizadas es la del desecado. Una de sus ventajas es que potencia e intensifica el sabor de muchas variedades de setas. Para desecarlas, hay que limpiar las setas rápidamente después de que las hayamos adquirido. Hay que cortarlas en rodajas de aproximadamente cinco milímetros de grosor. Hay que extenderlas sobre un papel de embalar y cubrir con cualquier tela de mosquitero accesible en ferreterías. Hay que almacenar los botes siempre en lugar fresco y seco, lejos de la luz del sol.

  2. 2

    Para las setas que son de naturaleza carnosa o son especialmente grandes, la conservación en aceite es una de las mejores soluciones, especialmente para níscalos o boletus. Una vez limpias, hay que ponerlas en un cazo de agua hirviendo por espacio de alrededor de dos minutos. A continuación, hay que dejarlas enfriar a temperatura ambiente, y se les añaden las especias aromáticas que se prefieran y un poco de sal. Se almacenan en jun frasco que previamente se haya hervido y esterilizado, y se cubren con aceite antes de guardarlas.

  3. 3

    También se pueden conservar en vinagre. Para ello, hay que limpiarlas y lavarlas con cuidado, y a continuación, poner en un cazo agua y vinagre suave. Al líquido hay que añadir laurel en hojas enteras, granos de pimienta y un diente de ajo. Se dejan cocer por espacio de alrededor de cinco minutos, y se colocan las setas en tarros que se hayan esterilizado previamente. No hay que tirar el líquido en que se han cocido, sino que se vuelve a llevar al punto de ebullición. Antes de incorporarlo a los tarros donde están las setas hay que colarlo, y guardar los tarros en un lugar fresco y seco, donde no haya iluminación natural.

Comentarios
blog comments powered by Disqus