» Hogar » Reparaciones » Cómo construir un horno de barro: Guía de pasos

Cómo construir un horno de barro: Guía de pasos

Galería
Cómo construir un horno de barro: Guía de pasos

Este es uno de los hornos que más se difunden en la República Argentina y basa el funcionamiento en almacenar el calor en las paredes y el piso que está elaborado con barro. En esta guía de pasos, podrás aprender a construir un horno de barro, aunque todas estas indicaciones que te enseñamos no precisan ser seguidas al pie de la letra, ya que cada persona puede darle su propio toque personal para así mejorarlo. Si bien se cree que es un procedimiento difícil, se recomienda enormemente que pongas tus manos a la obra, ya que la satisfacción que se lleva una vez que está armado y que se comienzan a degustar todos aquellos manjares, es inigualable.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Medidas del horno de barro:

    Como se ha dicho anteriormente, este horno solamente funciona porque el calor se almacena en el piso y en las paredes. Ten en cuenta también la cantidad del alimento que se desee cocinar, es decir que si tu familia es muy numerosa, seguramente tendrás que coser varios alimentos al mismo tiempo, como por ejemplo tres pizzas. Las medidas denominadas estándar son de un metro de diámetro en su interior.

    Para poder crear la puerta del horno de barro, deberás tomar las medidas de los recipientes que utilizas, como por ejemplo las pizzeras. Calcula el ancho de cada recipiente y luego allí saca el ancho de la puerta. En cuanto a la altura, elige la que más te guste y sea cómoda. La puerta puede ser cuadrada y/o redondeada, ya que se estima que si en la parte superior se redondea, el calor no se pierde.

  2. 2

    Materiales:

    Para poder realizar el piso en donde se irá a apoyar la bóveda, necesitarás conseguir aproximadamente 120 ladrillos enteros o en su defecto 240 ladrillos medios que estén limpios, es decir que no posean restos de arena ni que hayan sido utilizados. La base medirá aproximadamente 1.40 metros cuadrados. También es importante que cuentes con una pala ancha para poder así mezclar y dosificar de manera correcta el barro; un nivel; un compás elaborado por dos clavos; una cuchara de albañilería; un alambre o un hilo que tenga el mismo largo del diámetro.

    Es recomendable que le pidas a algún amigo que poseaa una soldadora o a un herrero que te construya la puerta del horno, para que ésta posea un mejor acabado, ya que es un tanto dificultosa de realizar.

  3. 3

    Proceso de creación:

    Busca aproximadamente un metro cuadrado de tierra negra, liviana y limpia para poder realizar la bóveda, base y el revoque del horno. También es necesario adquirir una bolsa de arpillera con abono y/o bosta de caballo. Realiza un pozo hondo y amplio en la tierra, y coloca allí una bolsa de nylon. Luego, pon un ochenta por ciento de tierra y un veinte por ciento de abono o bosta de caballo. Procede a mezclar hasta que tome una consistencia entre chirle y dura, como por ejemplo la del puré de papas.

  4. 4

    El piso. Este va a constar de tres niveles:

    En primer logar se debe de construir una base térmica sobre postes y/o paredes. Es importante realizar una losa para armar el encofrado, utilizando hierros quue estén nervurados del ocho o del diez como mínimo para poder hacer un tejido de varios cuadrados no mayores a treinta por treinta centímetros. Luego, allí tendrás que colocar el hormigón con bastantes piedras de por lo menos diez centímetros de espesor. También podés asentar seis tirantes de aproximadamente tres pulgadas cada 25 centímetros y sobre ellos colocar una chapa que sea acanalada, como la que se utiliza en los techos.

    Para realizar la segunda parte, deberás cubrir toda la base con ladrillos comunes previamente asentados con el barro.

    Para poder hacer la tercer parte podrás optar por dos opciones: la primera se trata de repetir la segunda parte o asentar un cordón en el perímetro de la base con ladrillos y dentro colocar sal gruesa mezclada previamente conm vidrio molido, y sobre esta misma volver a cubrir con barro y ladrillos. Cualquiera de estas dos formas, sirven perfectamente. Recuerda siempre cuidar los niveles y controla que esté lo más derecho que se pueda.

    Todo esto debe de estar montado sobre la base de ladrillos y barro. Esta misma tiene que estar a noventa centímetros del suelo, es decir que deben de esatr enterrados bajo tierra y además unidos entre sí por varios tirantes con bulones pasantes para poder asegurar así la estabilidad de toda la estructura.

  5. 5

    La bóveda:

    Una vez que la base esté nivelada y armada, se deberá marcar el centro exacto, clavar el compás y marcar la circunsferenciua del horno. Ahora, toma la puerta y ubícala. Observa siempre de que lado viene el viento y busca el lugar en el cuál te sientas más cómodo/ para trabajar. Toma medios ladrillos y colócalos con barro en la línea que se había marcado anteriormente. A las tres primeras hiladas no le des inclinación, pero a las siguientes si. Para ello usa el compás y cuando llegues a las 2/3 partes, deja un espacio del tamaño de una lata de duraznos para poder colocar la chimenea. Ésta puede ser un caño de chapa y/o fundición.

    Una vez que se haya terminado con la bóveda, se deberá dejar secar aproximadamente durante una semana y luego ir revocando hasta que quede una capa de aproximadamente tres centímetros de grosor o más. Entre capa y capa se deberá encender el horno para que se seque y quede totalmente liso.

Comentarios
blog comments powered by Disqus