» Estilo » Imagen Personal » Cómo cortarse el pelo uno mismo: Pasos para lograrlo

Cómo cortarse el pelo uno mismo: Pasos para lograrlo

Galería
Cómo cortarse el pelo uno mismo: Pasos para lograrlo

Cortarse el pelo uno mismo es algo que, tarde o temprano, todos intentamos hacer. Y no se trata de querer ahorrar dinero a la hora de ir al peluquero, que nos venza la vagancia y no caminar esas tres o cuatro cuadras hasta la peluquería, sino que, muchas veces, nos dejamos llevar por ese impulso de querer realizarnos un retoque, y, cuando nos queremos dar cuenta, hemos pasado la tijera, por toda la cabeza.

Es por eso que, a la hora de cortarnos el pelo nosotros mismos, tendremos que tener en cuenta una serie de pautas a considerar.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Tener en claro que corte queremos realizar

    El primer paso constará en decidir que es lo que realmente queremos modificar en nuestra cabellera, para, en base a la dificultad que el corte requiera, decidir si es conveniente realizarlo nosotros mismos, o recurrir a un peluquero.

    Si lo que precisamos es emparejar las puntas del pelo o del flequillo, sin duda que eso lo podremos hacer nosotros mismos con una tijera, siempre manteniendo la paciencia y frente a un espejo, ya que no requiere de demasiada precisión dicho retoque.

    Lo mismo sucede con los hombres (también las hay mujeres, aunque es menos frecuente) que utilizan la cabeza rapada. Eso también se lo podrá realizar uno mismo con la máquina eléctrica, ya que dicho artefacto está especialmente preparado para eso tipo de cortes. Es mas, hasta resultaría un desperdicio gastar dinero en un peluquero para realizar un rapado.

  2. 2

    No dejarse llevar por las ganas

    A menudo, suele suceder que uno comienza a cortarse el pelo, con el objetivo de obtener los cortes que detallamos en el Paso 1, pero, motivado por el impulso y las ganas de verse renovado, continúa pasando la tijera por otros sectores de la cabeza, que son mas complejos, y algunos hasta invisibles a la vista de uno mismo, además de que requieren otro tipo de herramientas mas sofisticadas, que difícilmente tengamos en nuestra casa.

    En esos casos, lo mejor será recurrir a un peluquero, ya que es preferible prevenir que curar.

  3. 3

    Saber cuando recurrir a otra persona

    Si nos estamos cortando el pelo nosotros mismos, debemos saber que hay un sector al cual nunca tendremos que pasarle la tijera estando solos: la nuca. Lo que sucede es que la parte anterior de la cabeza nos resulta invisible, por lo que, si queremos realizar algún tipo de retoque en esa zona podremos pedir ayuda a algún familiar o amigo que se encuentre con nosotros en la casa. De lo contrario, es preferible que quede como está.

  4. 4

    Enjuagar y emparejar detalles

    Suele suceder que cuando comenzamos a cortarnos el pelo, lo hacemos con la cabellera sucia, desprolija y enredada. Entonces, una vez que realizamos el corte, debemos lavarnos la cabeza, y, una vez seco y prolijo, seguramente sobresaldrán algunos detalles antes imperceptibles, que solucionaremos fácilmente, para que el corte sea el ideal.

Comentarios
blog comments powered by Disqus