Cómo cuidar las orquideas: Aprende en 5 sencillos pasos

Galería
Cómo cuidar las orquideas: Aprende en 5 sencillos pasos

Sin duda unas de las flores más bellas que existen en el mundo son las orquídeas, con sus colores vivos y su apariencia simétrica. Es fácil encontrar una orquídea de nuestro gusto, pues existen más de 30.000 especies dentro de esta familia; desde las más pequeñas de apenas un par de milímetros, a flores de más 70 cm. Todo ello por no hablar de la gran variedad de sus olores, desde codiciadas y dulces fragancias, hasta los olores más desagradables que podamos imaginar.

No nos resultará difícil encontrar la especie que mejor encaje en nuestro hogar, y tampoco lo será su mantenimiento si sabemos cómo cuidar las orquídeas.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Agua
  • Abono
  • Fertilizante
  • Macetero
  • Tierra
  • Tijeras
  1. 1

    Elegir la especie adecuada: Existen miles de variedades de orquídeas, ya que esta planta, pertenece a una gran familia de flores, y se distribuye por todo el mundo, desde los paisajes más secos, a los más húmedos y fríos. Así, si elegimos una especie de orquídea originaria de un clima similar al nuestro, su manteniendo nos resultará mucho más sencillo, a si decidimos cultivar una especie más exótica que requiera condiciones especiales en cuanto a temperatura y humedad.

  2. 2

    Regar adecuadamente: Debemos ser constantes y disciplinados con el riego de las orquídeas. Lo ideal es regarlas durante el día. Si las regamos a última hora y las plantas permanecen mojadas durante la noche, la probabilidad de sean afectadas por los hongos aumenta considerablemente.

  3. 3

    Dar la cantidad de luz óptima: La cantidad de luminosidad que requieren depende de la especie que tengas. En caso de duda, lo mejor es situarlas en un lugar de iluminación intermedia, y comprobar como evolucionan. Si no están recibiendo suficiente luz sus hojas adquieren un color verde oscuro. Si por el contrario las hojas se vuelven amarillas, debes situarlas en un lugar más oscuro.

  4. 4

    Uso de productos complementarios: Trátalas con algún fertilizante de lenta liberación, normalmente con una cucharada de este fertilizante cada seis es suficiente, pero esto varía según la especie que estés cultivando. El uso de fertilizantes es compatible con el de abonos.

  5. 5

    Transpartar cada par de años: Para que las raíces no sufran por un crecimiento excesivo, se recomienda trasplantarlas cada par de años. El mejor momento para ello es a finales de invierno, o a principios de primavera, periodo de mayor actividad de estas plantas. Puedes aprovechar el trasplante para dividir la orquídea y tener así nuevos ejemplares. Para ello puedes desmoronar el cepellón, y dividirlo con las manos, plantando cada división en una maceta diferente. También tienes que cortar periódicamente las puntas negras de esta planta, que indican que la planta está envejeciendo.

Consejos y Advertencias
  • Revisa semanalmente las hojas y tallos de las orquídeas para comprobar que no están sufriendo ninguna plaga, o están siendo atacadas por algún insecto.
  • En cuanto al riego, ten en cuenta que las raíces de helecho necesitan poca agua, ya que retienen bastante la humedad.
  • Antes de plantar las orquídeas, comprueba que no son epifitas. Este tipo de orquídeas no quieren tierra, y plantarlas en un macetero con esta sustancia provoca su muerte.
Comentarios
blog comments powered by Disqus