» Hogar » Jardín y Plantas » Cómo cultivar orquídeas fácilmente: consejos

Cómo cultivar orquídeas fácilmente: consejos

Galería
Cómo cultivar orquídeas fácilmente: consejos

La orquídea es una de las plantas más atractivas del mundo, gracias a los colores de sus flores. La variación de esos colores, y la vistosidad hacen que estén presentes en cualquier jardín que se precie, o en cualquier terraza. Existen algunas recomendaciones para cultivar orquídeas fácilmente, sin ser un experto en jardinería. El resultado siempre será espectacular. En primer lugar el dueño del jardín se encontrará con variedades muy distintas de semillas. Cada variedad se comporta de una forma distinta, y es algo que va en el proceso de aprendizaje de un jardinero.

Instrucciones
  1. 1

    Elegir el tipo de terreno para el cultivo. En este sentido, si se trata de cultivar las orquídeas en una maceta, tendrán que ser variedades especialmente dadas a la humedad o al riego bastante periódico. Las orquídeas de jardín son las que suelen necesitar menos agua.

  2. 2

    Sea cual sea el terreno, procurar que la tierra sea consistente con el fin de que las raíces agarren bien a la tierra.

  3. 3

    Usar materiales relacionados con el abono o la fertilización del suelo, para conseguir los mejores resultados. Los buenos materiales de fertilización son los tomados de la naturaleza, como carbón vegetal o musgo.

  4. 4

    Regar estas plantas de forma periódica, una vez cada semana en épocas más invernales, y dos veces en épocas más cálidas. Cultivar esta flor fácilmente y con los mejores resultados, depende sobre todo de que el riego sea el adecuado. Hay que atender a las recomendaciones de cada variedad de flor. Una buena época para regar es la primera hora de la mañana, y con el agua templada.

  5. 5

    Elegir la estancia de la planta según la estación. Por ejemplo, si se trata de plantas de maceta, una buena idea es la de mantener la planta en los espacios interiores durante las épocas frías, y sacarla a la terraza o balcón en las épocas más templadas. El aire no es bueno para estas flores, de forma que en los expacios exteriores hay que buscar un sitio bastante protegido del viento.

  6. 6

    Estar pendiente de la climatología. A pesar de ser una flor exótica, no aguanta muy bien temperaturas extremas. Mucho calor en verano puede ser perjudicial, por ello hay que meter la planta en días de calor extremo, o no dejarla demasiado expuesta al sol. En invierno sucede lo mismo, no hay que dejar la planta expuesta a una helada o temperaturas frías. La protección es indispensable.

Comentarios
blog comments powered by Disqus