» Salud » Medicinas y Remedios » Cómo curar la insolación: guía de remedios

Cómo curar la insolación: guía de remedios

Galería
Cómo curar la insolación: guía de remedios

Durante una prolongada estadía al aire libre en un día particularmente soleado y caluroso, muchas personas sensibles a estas condiciones pueden sufrir de insolación. Una insolación puede ser leve, produciendo dolor de cabeza y cansancio solamente, o puede resultar sumamente grave, llegando a ocasionar elevadas temperaturas corporales, estado de shock y hasta convulsiones.

En todos los casos es necesario consultar con un médico para evitar mayores consecuencias. Sin embargo, hay medidas que pueden tomarse de forma inmediata y que es bueno tener en cuenta para casos como este. A continuación, una guía de remedios para curar la insolación

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • agua
  • compresas frías
  • ventilación
  1. 1

    Una de las primeras medidas que se deben tomar con una persona que sufre un estado de insolación es, lógicamente, apartarlo del calor y brindarle un lugar protegido de la luz solar directa y bien ventilado. Lo ideal es que sea un sitio con temperatura moderada, por debajo de los 20 grados, para que pueda reponerse de los efectos del calor.

  2. 2

    Siempre que sea posible, la persona deberá guardar reposo. Esto es fundamental para una correcta recuperación, y para evitar el agravamiento de los síntomas. Desde ya, el reposo debe tener lugar en un sitio fresco y ventilado, apartado de ruidos y molestias que puedan empeorar las molestias del paciente..

  3. 3

    Es importante que el paciente mantenga los pies en alto para mejorar la circulación y la ventilación en la zona de las piernas. Colocar tres almohadas debajo de los pies resultará ideal en estos casos. También es recomendable realizar esta acción con las manos, una a cada lado del cuerpo, para ventilar los brazos.

  4. 4

    Humedecer con agua fría la zona del cuello, la frente, la cabeza y sobre las muñecas, aliviará los síntomas y permitirá una mejor recuperación. Para ello, se debe sumergir una toalla pequeña en agua fría, escurrirla bien para que no chorree y colocarla sobre la piel del paciente, reiterando la operación cuando la toalla ya esté tibia. Es apropiado colocar estas compresas en varios sitios a la vez, para acelerar el proceso.

  5. 5

    Rehidratar a la persona insolada es vital para mejorar su estado. Esto no sólo aliviará los síntomas, sino que permitirá que la persona recupere el líquido y los nutrientes que ha perdido durante la prolongada exposición a la luz solar directa. Además de agua, es recomendable suministrar bebidas para deportistas, que cuentan una mayor cantidad de sales minerales y reponen, por lo tanto, un mayor número de elementos esenciales para el organismo.

Consejos y Advertencias
  • Mantener al paciente en un ambiente bien ventilado y fresco es fundamental para mejorar su estado.
  • Más allá de estas medidas, que pueden tomarse como paliativos inmediatos ante un caso de insolación, es ineludible la responsabilidad de consultar con un médico profesional calificado para que tome a su cargo el caso y pueda prevenir cualquier lesión a futuro que resulte de una insolación.
Comentarios
blog comments powered by Disqus