» Familia » Niños y Bebés » Cómo dormir a un bebé: Trucos y consejos a seguir

Cómo dormir a un bebé: Trucos y consejos a seguir

Galería
Cómo dormir a un bebé: Trucos y consejos a seguir

Un bebé debería dormir más de diez horas cada día, en función de los meses que tenga. A veces al bebé le puede costar dormirse por causas diversas, como puede ser que tenga hambre, que tenga dolores estomacales por la digestión de los alimentos, o dolores en la boca por el crecimiento dental. También es posible que le pueda afectar el miedo, la excitación debida a actividades intensas, la digestión pesada de alimentos recientes, o las simples ganas de jugar y divertirse.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Cada niño es distinto, y además va evolucionando, de manera que sus actitudes y sus necesidades van cambiando rápidamente con los meses. Lo primero que conviene conseguir es averiguar cuál puede ser el motivo que le impide dormirse. Esto no es nada fácil, ya que aún no sabe expresarse y comunicar lo que le sucede. En muchas ocasiones el pediatra nos puede orientar para darnos pistas sobre lo que conviene hacer.

  2. 2

    A la mayoría de bebés les ayuda a dormirse el hecho de estar en un ambiente agradable, rodeado de objetos que le resulten conocidos y gratos, como pueden ser algunos de sus muñecos preferidos y a la vista de dibujos bonitos. También es conveniente no abrigarle demasiado, ya que el calor excesivo dificulta mucho la conciliación del sueño. Hacerle unos minutos de compañía le ayuda a sentirse seguro y relajado y le prepara para poder dormirse pronto.

  3. 3

    Algunos expertos recomiendan que se acostumbre al bebé a dormirse solo desde bien pequeño, pero otros prefieren que los padres hagan lo que vean más conveniente en cada caso, ya que no existen dos niños exactamente iguales ni dos circunstancias exactamente idénticas. La intuición de los padres puede ser un elemento muy valioso para detectar las necesidades de su hijo y para descubrir que es lo que le impide dormirse rápidamente.

  4. 4

    A la mayoría de bebés les sirve de ayuda un leve movimiento de balanceo, que les recuerda a cuando estaban dentro del vientre de su madre y les relaja mucho. En el mercado existen cunas que se balancean automáticamente cada vez que el bebé llora, de manera que así se evita el tener que estar mucho tiempo efectuando el movimiento de la cuna manualmente.

  5. 5

    La voz de la madre le resulta especialmente relajante al bebé, de modo que es buena idea susurrarle un cuento infantil o una canción de cuna durante unos minutos, pero hay que evitar acostumbrarle a que cada noche se le va a estar cantando durante una hora, ya que entonces lo convertirá en una necesidad y ya no se podrá dormir sin ello.

Comentarios
blog comments powered by Disqus