» Salud » Salud Mental » Cómo dormir a una persona: Técnicas para lograrlo con éxito

Cómo dormir a una persona: Técnicas para lograrlo con éxito

Galería
Cómo dormir a una persona: Técnicas para lograrlo con éxito

Muchas veces el stress diario, la velocidad con que se mueve el mundo y la sociedad, pueden provocar desórdenes en los ritmos personales, generando dificultades, por ejemplo, para conciliar el sueño o para dormir bien.
Cuando alguien no puede dormir, se transforma en algo desesperante tanto para esa persona como para quien lo acompaña, dado que nunca se sabe muy bien qué hacer en una situación como esa. Aprender estrategias y técnicas para saber cómo dormir a una persona y hacerlo con éxito, puede marcar la diferencia.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Si se encuentra con la difícil tarea de intentar dormir a una persona, lo primero que debe tener en cuenta son aquellas cosas que pueden llegar a relajarla. Crear un ambiente propicio para ello se transforma en una clave. Apague las luces de la habitación, encienda velas aromáticas o velitas de noche en un hornillo con alguna fragancia suave, como puede ser el jazmín, para crear un ambiente propicio para el descanso. Coloque una música suave con un volumen bajo y tranquilo, que permitan bajar las revoluciones de quien no puede dormir.

  2. 2

    Comience a hablar suavemente, mencionando cada uno de los miembros del cuerpo con ensalmos relajantes, que el sujeto pueda ir pensando en cada una de las partes de su cuerpo y sentir que se va relajando poco a poco y por completo.
    Realice suaves masajes y caricias en zonas que permitan la relajación, como la espalda, la nuca, el rostro y el cabello. Suavemente, sin prisa. Si se anima, cante suavemente alguna canción que sirva como nana.
    Cuente en voz baja pero audible de uno a doscientos y luego de doscientos hacia uno, haciendo pequeñas pausas en las que le mencione a la otra persona cómo se va relajando, cómo cada una de las partes de su cuerpo empieza a descansar y cómo se va durmiendo.
    Al terminar la cuenta regresiva, si ve que la persona no se ha dormido, retome con alguna de las actividades que ya ha realizado, concentrándose en aquella que usted haya notado que más la relajaba.

  3. 3

    Si la dificultad para conciliar el sueño sigue persistiendo, tal vez sea aconsejable que consulte con un profesional para saber si es una dificultad debida al stress o si existe alguna causa de otro orden. Siempre es preciso, frente a la insistencia de un trastorno del sueño, sacarse la duda de cuál puede llegar a ser el motivo. Puede que por un tiempo, necesite de un apoyo químico para conseguir el descanso tan necesario.

Comentarios
blog comments powered by Disqus