» Hogar » Decoración » Cómo empapelar paredes: Técnicas y materiales

Cómo empapelar paredes: Técnicas y materiales

Galería
Cómo empapelar paredes: Técnicas y materiales

El empapelado es una de las tantas maneras que tienen los diseñadores profesionales y aficionados para lograr un toque distinto en cada habitación. En general, no presenta muchas complicaciones, pero es posible que al aplicarlo queden agujeros, globos o zonas donde no se haya adherido el pegamento. Con tan solo preparando la pared como si fueras a pintar, cortando los planchas de papel, se podrá renovar el aire y la vista de cualquier habitación.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Planchas de papel
  • Un paño
  • Una espátula
  • Un rodillo
  • Una lija
  • Enduido
  • Adhesivo para papel
  • Agua y productos de limpieza
  • Un cepillo
  1. 1

    Se toma una espátula y se quita cualquier resto de material grueso que haya quedado. Se limpia la superficie de la pared a empapelar con agua y algún producto de limpieza no muy corrosivo. Se enjuagan y se quitan todas las pequeñas suciedades que se presenten y que podrían entorpecer el proceso de aplicación del empapelado. Es necesario esperar a que se seque y luego un paño podría ayudar a absorber las marcas de humedad o gotas de agua que hayan quedado, porque, de lo contrario, el papel, al pegarlo, podría despegarse.

  2. 2

    Se prepara enduido con un poco de agua y se aplica sobre todas las zonas que necesiten nivelarse o que presente agujeros o huecos. Cuando ya haya pasado un tiempo, se toma una lija común de grano grueso y se comienza a trabajar la pared para obtener una que esté completamente pareja.

  3. 3

    Por unos momentos, se cambia de habitación, preferiblemente una que tenga una mesa amplia, y se despliega el papel a colocar sobre ella. El objetivo es quitarle todas las arrugas y curvaturas que puede llegar a tener; por ello, es necesario enrollarlo en sentido contrario y moldearlo con la mano hasta que quede erguido y no se vuelva a girar solo. Teniendo en cuenta las medidas de la habitación, se corta cada plancha y se deja 5 centímetros más para trabajar de manera más cómoda.

  4. 4

    Se traza una línea recta en sentido vertical en la pared donde colocarás el empapelado, que servirá de guía para que, entonces, las probabilidades de hacer un pegado prolijo aumenten. Se toma el adhesivo y, sobre el reverso de un poco más de la mitad del papel, se lo aplica fundamentalmente en las esquinas y bordes. Se fija el empapelado en la parte superior de la habitación y, con la ayuda de la línea recta, se despliega el rollo. Es recomendable que se vaya presionando con un cepillo o incluso una mano para así estar seguro de que no queden lugares desprolijos o despegados.

  5. 5

    Se agrega más pegamento al resto de la superficie del papel que no tenía y se completa el proceso. Se repite el procedimiento hasta completar la habitación, procurando hacer las correcciones necesarias en esquinas y marcos. Una vez terminado, se repasa con un rodillo una vez más cada una de las planchas y se limpia con agua u otro producto de limpieza algún corrimiento del pegamento o mancha de brillo.

Consejos y Advertencias
  • Si en el reverso de cada paño hay números, eso servirá para que las probabilidades de ponerlos de manera desordenada bajen.
  • Si hay imperfecciones muy grandes, quizá sea más recomendable evitar el enduido y, por el contrario, comprar cemento o llamar un especialista.
  • Cada papel debe estar unido el uno con el otro, y no superpuesto.
Comentarios
blog comments powered by Disqus