» Dinero » Empleo » Cómo encuadernar hojas sueltas: Pasos sencillos para aprender

Cómo encuadernar hojas sueltas: Pasos sencillos para aprender

Galería
Cómo encuadernar hojas sueltas: Pasos sencillos para aprender

Papeles sueltos que siempre quisiste encuadernar o un libro muy querido del que tienes las hojas que se caen hace tiempo. Lo cierto es que la encuadernación casera es mucho más sencilla de lo que crees, solo es necesario tener paciencia y en poco tiempo podrás restaurar tus mejores libros sin necesidad de estar perdiendo las hojas cada vez que lo lees.

Si bien existen diferentes tipos de encuadernación, la opción que elijas dependerá del uso que le des; por ejemplo, si son apuntes lo ideal es que utilices espirales metálicos, en tanto que si son libros de texto el método más adecuado es empastar hojas. La explicación paso a paso que verás a continuación se basa en este último sistema, ya que es el más empleado en casos de libros y el adecuado si quieres saber cómo encuadernar hojas sueltas.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • prensa casera
  • gasa para encuadernar
  • Pegamento
  1. 1

    Si quieres hacer una encuadernación casera desde cero tendrás que imprimir las hojas por ambas caras, verificando que las páginas tienen la numeración correcta.

  2. 2

    Corta las páginas con el tamaño que desees encuadernar. Lo ideal sería que emplees una guillotina para asegurarte que queden asimétricas, motivo por el cual no es recomendable la tijera manual.

  3. 3

    Junta todas las hojas sueltas y cerciórate de alinearlas correctamente.

  4. 4

    Ponlas en una prensa casera para evitar que se muevan a la hora de empastar las hojas. Es muy sencillo de hacer, ten en cuenta que lo que necesitas es un método que impida que se te vayan de un lado al otro a la hora de encolarlas, por lo puedes hacer una prensa uniendo dos maderas entre sí con tornillos para ajustarlas.

  5. 5

    Haz cortes equidistantes y horizontales en el lomo, en el sentido de las hojas, con una sierra o un cuchillo.

  6. 6

    Pasa un pegamento para empastar hojas sobre toda la superficie llana.

  7. 7

    En al parte donde has hecho los cortes pega un hilo grueso dejando que sobresalgan 2 cm de cada lado.

  8. 8

    Corta un trozo de gasa dejando que sobresalga 2 cm de cada lado, de la misma forma que el hilo.

  9. 9

    Encola la gasa y pégala sobre la base, verificando que los hilos queden bien extendidos sobre ella.

  10. 10

    Deja unos minutos que se seque el encolado, es importante que aun quede un poco fresco el pegamento al quitarlo de la prensa.

  11. 11

    Quítalo de la prensa y da unos martillazos sobre los bordes para que se peguen bien a la encuadernación por ambas caras.

  12. 12

    Vuelve a introducir el libro sobre la prensa y déjalo secar al menos 3 horas.
    Listo has logrado realizar une encuadernación casera que parecerá sumamente profesional. ¿Te animas con el próximo libro?

Consejos y Advertencias
  • La gasa debe ser dura y puedes conseguirla en tiendas de manualidades y encuadernación
Comentarios
blog comments powered by Disqus