» Familia » Educación » Cómo enseñar a multiplicar: Trucos para que no se olvide nunca

Cómo enseñar a multiplicar: Trucos para que no se olvide nunca

Galería
Cómo enseñar a multiplicar: Trucos para que no se olvide nunca

Enseñar a multiplicar no tiene por qué ser una tarea difícil, si se sabe bien cómo hacer, no obstante hay que saber distinguir a quién vamos a enseñar, porque no es lo mismo enseñar a un niño, que es fácil de controlar, debido a su corta experiencia en la vida o si al que vamos a enseñar es una persona adulta, ya que para enseñar a una persona con cierta edad, dicha persona tiene que estar atendiendo a nuestras explicaciones, de lo contrario será una tarea muy complicada que posiblemente no lograremos, también influirá el empeño que pongamos en que nuestro alumno aprenda.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Bolígrafo
  • Papel
  • Ábaco
  1. 1

    Para aprender a multiplicar, es imprescindible saber las tablas de multiplicar, es la forma más básica y rápida para enseñar a una persona a multiplicar, pero primero hay que explicar el mecanismo de multiplicar. Multiplicar consiste en añadir varias veces un valor, por ello si tenemos un valor de tres y lo queremos multiplicar por cuatro, debemos sumar tres cuatro veces y tendremos un resultado de doce.

  2. 2

    Para aprender las tablas de multiplicar, que realmente no son fáciles ya que hay que conseguir que se queden almacenadas en la cabeza, hay un método que se puede utilizar y es cantarlas. Si escuchamos varias veces una canción, terminaremos por aprendérnosla, así que si grabamos las tablas de multiplicar cantándolas y las escuchamos varias veces terminaremos por aprendérnoslas.

  3. 3

    Una vez aprendidas las tablas de multiplicar ya sabremos multiplicar cualquier número por una cifra, por lo que toca aprender a multiplicar por dos cifras, por ejemplo veintiocho por doce. Para empezar a multiplicar, aplicando las tablas de multiplicar calcularemos las unidades multiplicando dos por veintiocho, que nos dará seis unidades y cinco decenas, después calcularemos las decenas, veintiocho por uno, tendremos ocho decenas y dos centenas.

  4. 4

    Ahora tendremos que sumar los resultados obtenidos, por lo que tendremos seis unidades, tres decenas y una centena, esta centena sobrante se la añadimos a las dos centenas que ya teníamos y obtendremos tres centenas, trescientos treinta y seis.

  5. 5

    Para finalizar, tenemos que saber que la multiplicación cuenta con la propiedad conmutativa, que consiste en que el orden de los factores no altera el producto, esto significa que da igual multiplicar seis por siete que siete por seis.

Consejos y Advertencias
  • Utilizar un ábaco para ayudar a comprender mejor
  • No pasar de un paso a otro hasta que el alumno lo tenga dominado
Comentarios
blog comments powered by Disqus