» Dinero » Animales y Mascotas » Cómo enseñar a un gato: Trucos para que te haga caso

Cómo enseñar a un gato: Trucos para que te haga caso

Galería
Cómo enseñar a un gato: Trucos para que te haga caso

Los gatos son unos de los animales más inteligentes y curiosos que existen en la tierra, si los educamos correctamente tendremos un animal obediente, limpio y que sin duda nos regalará cientos de momentos entrañables. Sin embargo, el aprendizaje nos puede resultar algo complicado, especialmente los primeros días, si el gato al que tratamos de adiestrar es rebelde o algo mayor.

No desesperes, con un poco de paciencia enseñar un gato será una tarea entretenida y sobre todo gratificante.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Recibimiento del gato en casa. Los primeros días son clave para enseñar a un gato, y es que cuando esté recién llegado a casa llorará frecuentemente los primeros días debido a la separación de su madre, y requerirá toda nuestra atención. Una vez hayamos acomodado al gato para pasar la noche en su cestito, debemos ser fuertes y no acudir a sus lloros, ni dejarle dormir con nosotros. Si hacemos esto, luego nos será muy difícil reeducarle para que duerma solo en su cesto.

  2. 2

    Hacer que el gato se encuentre en un ambiente tranquilo y agradable. Para ello debemos cuidar dos puntos básicos; su alimentación y su higiene. La comida que daremos a nuestro gato dependerá de su raza y edad, y tenemos que consultar con nuestro veterinario para ofrecerle la mejor alimentación. En cuanto a la higiene, debemos situar un cajón de arena en el que el gato pueda hacer sus necesidades en un lugar tranquilo. Debemos retirar la materia fecal diariamente, y renovar la arena al menos una vez por semana.


  3. 3

    Reaccionar de la misma manera a la hora de premiar y castigar al gato. Una vez tengamos controlados los asuntos de la alimentación e higiene, es importante a la hora enseñar a un gato cosas como, no morder, o no arañar las cortinas o muebles, reaccionar siempre de la misma manera, para que él pueda aprender más fácilmente.

    Por ejemplo, cuando estemos disgustados con él, bastará con gritarle NO. Una vez que el gato asocie esta palabra con nuestro enfado, nos será mucho más sencillo manejarle. Cuando el felino se haya portado bien y queramos recompensarle, no hay mejor forma de premiarle que jugando un rato con él o bien dándole algo de comida diferente a la que come habitualmente.

  4. 4

    Cuidar nuestro lenguaje corporal. Los gatos son animales muy inteligentes y saben leer perfectamente nuestro leguaje corporal a pesar de que no entiendan una sola palabra. Cuando le regañe, bastará con decirle "no" y mostrarse serio, no le asuste o grite innecesariamente o logrará el efecto contrario.

Consejos y Advertencias
  • Compre algún rascador y trate de enseñarle a usarlo, llevándole a él cuando el gato arañe cualquier otrom mueble de la casa
  • No envíe mensajes contradictorios al animal; use siempre los los mismos castigos y las mismas recompensas para educarle
  • Respete las horas de sueño de su gato, o este podría estretarse
  • Cuide su lenguaje coporal y su tono de voz; evite gritar o asustará al gato
  • Tenga especial paciencia los primeros días que tiene al gato, ya que son los que días en los que más llorará y le desobedecerá
Comentarios
blog comments powered by Disqus