» Familia » Educación » Cómo enseñar el abedecedario: Guía fácil y divertida

Cómo enseñar el abedecedario: Guía fácil y divertida

Galería
Cómo enseñar el abedecedario: Guía fácil y divertida

Es posible enseñar el abecedario de manera simpática, mediante juegos didácticos. A los niños pequeños les resulta complicado prestar atención en clase durante mucho tiempo, se distraen con facilidad, y hace falta emplear técnicas que atraigan su atención y estimulen su participación en las tareas escolares. El abecedario es imprescindible aprenderlo de memoria, para manejar bien las letras y para poder buscar en diccionarios. Aquí se explica cómo enseñar el abecedario de manera fácil y divertida. Los maestros de enseñanza primaria saben trucos para conseguir que sus alumnos memoricen las letras del abecedario en poco tiempo. A continuación, se proponen interesantes ideas y diversos consejos prácticos para enseñar el abecedario a un grupo de niños.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Atraer el interés de los niños hacia las letras que componen el abecedario. Esto se puede lograr proponiendo que cada uno diga en voz alta una letra distinta, que no haya dicho otro alumno antes. Si se plantea como un juego divertido los niños participan con ganas y se les abre el interés por saber todas las letras.

  2. 2

    Jugar a deletrear el nombre. Se pide a los alumnos que, uno por uno, deletreen su nombre de pila. Así los niños relacionan las letras del abecedario con su propio nombre, una palabra que les resulta muy próxima.

  3. 3

    Copiar el abecedario. Se escriben en la pizarra todas las letras, a tamaño grande, para que resulte bien visible para todos los niños. Entonces se les pide que las copien en su libreta, con el mismo orden. A continuación se les propone el juego de buscar errores a su compañero de mesa. Cada niño ha de revisar si su compañero ha escrito correctamente todas las letras, sin olvidar ninguna.

  4. 4

    Cantar el abecedario. Se pide a todos los niños que canten varias veces en voz alta las letras del abecedario, mirando la pizarra. Se añade algo gracioso al final, para que resulte más divertido. Se trata de convertir esto en una canción alegre y pegadiza que se quede grabada de tanto repetirla.

  5. 5

    Hacer un concurso de canto. Cada alumno debe cantar el abecedario en voz alta a la clase, sin cometer ningún error. Aquellos que lo consigan serán los ganadores y su nombre quedará escrito en un margen de la pizarra. Este truco estimula a los niños a competir por el orgullo de estar entre los vencedores, y por la diversión del juego colectivo.

Consejos y Advertencias
  • Los niños aprenden más jugando y participando.
  • Puede ser muy divertido y didáctico inventar canciones con las letras del abecedario.
Comentarios
blog comments powered by Disqus