» Familia » Educación » Cómo enseñar fracciones en primaria: En pasos sencillos

Cómo enseñar fracciones en primaria: En pasos sencillos

Galería
Cómo enseñar fracciones en primaria: En pasos sencillos

Los niños tienen una capacidad de aprender sorprendente. Están dibujando, charlando o jugando y nadie parece prestarte atención, pero de pronto uno de ellos te hace una pregunta que demuestra haber captado la esencia del trabajo. La tranquilidad de dar clase en escuelas de educación básica es que sabes que finalmente todos con mayor o menor esfuerzo aprenderán. Cuando llega el momento de enseñar fracciones en primaria es el mismo caso. Creer en la capacidad de los niños y tenerles paciencia es el secreto para que puedan expandir toda la inteligencia y creatividad con que han venido al mundo. Ellos responderán positivamente si se sienten estimulados.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Útiles escolares
  • Grupo de niños
  1. 1

    Hacer un repaso de las operaciones básicas: suma, resta, multiplicación y división.

  2. 2

    Asociar lo conocido con lo desconocido: vincular la división y las fracciones como el mismo procedimiento pero con diferente expresión.

  3. 3

    Dar ejemplos prácticos y en lo posible representables. Propone un juego: los niños deben organizarse en el aula en grupos según las fracciones que les indiques, por ejemplo si es 2 sobre 4, se colocarán dos niños en un lado y cuatro en el otro.

  4. 4

    Demostrarles la necesidad de tener memorizadas las tablas de multiplicación para resolver con agilidad las fracciones,

  5. 5

    Realizar una torta en grupo. Expresar la receta en fracciones, por ejemplo 100 gr. de manteca sobre 400 gr. de harina.

  6. 6

    Proponer problemas en los que deban aplicarse fracciones.

  7. 7

    Encargar la memorización de las simplificaciones más básicas para que les sirvan de referencia.

Consejos y Advertencias
  • Siempre relaciona los temas; esta estrategia facilita mucho la memorización de procedimientos y datos.
  • Haz interactiva la enseñanza. La única manera de que un niño te preste atención es que esté entretenido en una actividad. Genera situaciones cotidianas donde puedan aplicarse los conceptos y operaciones. Volvé pertinente el aprendizaje,
  • Usa una estrategia de estímulo. Haz sentir capaces a tus niños y no pongas calificaciones bajas, ya que sólo les generarás frustración, y lo que se necesita es que tengan ganas de continuar mejorando.
  • Utiliza las situaciones naturales que se generen en el aula para hacer presentes los contenidos.
  • Hazles anotar en detalle todo los conceptos y pasos necesarios para resolver un ejercicio. Todo debe tener un desarrollo lógico que quede especificado en sus hojas de consulta; de esta manera no perderán tiempo preguntándose cómo se hacía. Tu función es que puedan resolver los problemas planteados, y para ello debes darle todas las herramientas posibles.
  • No llenes a los niños de tareas para el hogar. Algunos ejercicios correctamente comprendidos valen más que muchos hechos por los padres.
Comentarios
blog comments powered by Disqus