» Dinero » Legal » Cómo evitar un embargo: Guía de acciones legales

Cómo evitar un embargo: Guía de acciones legales

Galería
Cómo evitar un embargo: Guía de acciones legales

En tiempos de crisis económica general los embargos son muy habituales. Cualquier deuda importante con la administración pública puede terminar en un proceso de embargo. También una deuda con un particular puede derivar en un embargo si el procedimiento judicial lo permite. Tomando las debidas precauciones y las medidas legales adecuadas, a tiempo, es posible evitar el embargo.

Un procedimiento de embargo puede bloquear cuentas corrientes en bancos, puede bloquear propiedades inmobiliarias e incluso puede afectar a otros bienes menores. Una acumulación de multas de tráfico u otras sanciones puede llevar al embargo del vehículo.

Este artículo es una breve guía de acciones legales para evitar un embargo. Descubra cómo evitar un embargo mediante acciones legales que se explican a continuación paso a paso.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Conviene efectuar la recepción de todas las notificaciones, ya que ignorarlas no impide que el procedimiento siga su curso. Dejar las notificaciones sin atender puede acarrear graves consecuencias, ya que se pueden extinguir los plazos legales para reclamar o para recurrir, de manera que entonces resulta mucho más complicado parar el embargo de bienes.

  2. 2

    Es conveniente acudir a un asesor de confianza desde el principio del problema. Según el problema puede resultar más adecuado consultar al asesor fiscal, al abogado o al gestor administrativo. Este profesional experto proporcionará consejos para actuar rápidamente e intentar evitar embargos.

  3. 3

    Si se dispone de dinero suficiente y la cantidad reclamada está justificada, entonces la mejor solución es pagar la deuda. De este modo ya se evita totalmente el embargo. Pero en muchos casos ocurre que no se dispone de la cantidad suficiente para saldar la deuda, o no se está de acuerdo con la reclamación.

  4. 4

    Se puede acudir a negociar con el reclamante del pago, para llegar a un acuerdo de pago a plazos. Muchos organismos públicos aceptan acuerdos razonables de pagos aplazados. También muchos particulares prefieren pactar unas cuotas mensuales de pagos aplazados, antes que tener que implicarse en complicados procesos judiciales.

  5. 5

    Las reclamaciones de pago de las administraciones públicas ofrecen muchas oportunidades para presentar recursos. Merece la pena efectuarlos en los plazos que marca la ley, si se tienen motivos lógicos y demostrables para justificar el desacuerdo con las cantidades reclamadas. Algunos recursos exigen un aval bancario por el importe adeudado. La resolución de recursos puede alargarse durante muchos años, en algunos organismos.

Consejos y Advertencias
  • Conviene guardar muy bien todas las notificaciones, facturas y papeles relacionados.
  • La ley fija unas cantidades mínimas vitales que no pueden ser embargadas del sueldo mensual.
  • Ignorar las reclamaciones de deudas suele dar resultados catastróficos.
Comentarios
blog comments powered by Disqus