» Dinero » Finanzas » Cómo funcionan los depósitos a plazo: Descúbrelo fácilmente

Cómo funcionan los depósitos a plazo: Descúbrelo fácilmente

Galería
Cómo funcionan los depósitos a plazo: Descúbrelo fácilmente

Los depósitos a plazo, también conocidos como depósitos a plazo fijo, son un producto al que se le puede considerar como seguro y rentable. Es una operación financiera mediante la cual el banco obtiene, durante un tiempo determinado, los ahorros de uno de sus clientes y, una vez pasado ese periodo, le devuelve su cantidad junto con unos intereses que le pueden resultar atractivos y sustanciosos.

Saber cómo funcionan es imprescindible para aprovechar esa competencia y sacar el máximo partido al ahorro.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Estos productos bancarios exigen que el cliente mantenga una determinada cantidad de sus ahorros inmovilizada. A cambio obtienen un interés más elevado que las cuentas corrientes, además de ser mucho más seguras que otras operaciones de inversión, como puede ser invertir en Bolsa, la cual es mucho más rentable pero más incierta.

  2. 2

    Antes de contratar un depósito a plazo se debe tener en cuenta la rentabilidad, la cantidad de dinero que se va a aportar y el periodo de tiempo durante el cual no se podrá tocar ese dinero porque, si se hace el banco penalizará al cliente. Esto es lo que se conoce como “fecha de vencimiento”, que es el momento en el que se puede retirar el dinero y los intereses sin ser castigado por ello.

  3. 3

    Si el cliente necesita disponer de sus ahorros antes de la fecha de vencimiento el cliente deberá abonar una penalización o una comisión por cancelación anticipada. Se debe de tener cuidado porque éstas no aparecen en los folletos que ofrecen los bancos, pero sí deben de figurar en el contrato. Eso sí, la penalización y las comisiones no pueden ser mayores que el importe de los intereses brutos devengados desde el inicio de la operación.

  4. 4

    Para saber qué rentabilidad podemos obtener con estos depósitos utilizamos la Tasa Anual Equivalente (TAE). La forma de calcularlo es la siguiente.
    TAE= (1+ r/F) f-1
    Donde R es el tipo de interés nominal (mensual, semestral…) expresado en tanto por uno y F es la frecuencia de pagos/cobros de intereses. Será 12 si es mensual, 6 si es bimestral, 4 si es trimestral…
    El TAE es un indicador de los beneficios que incluye los intereses, las comisiones y los gastos del banco. Ha de tenerse en cuenta que se trata de un porcentaje anual, por lo que los periodos muy breves se remuneran muy poco, y resulta mejor invertir a largo plazo.

  5. 5

    Por lo tanto, invertir en un producto como son los depósitos en plazos resulta muy interesante tanto en tiempos de bonanza, porque los tipos de interés son elevados, por las altas rentabilidades que ofrecen; en tiempos de crisis, por ser un producto conservador, sin riesgo para el ahorro.

Comentarios
blog comments powered by Disqus