» Cocina » Comidas y Bebidas » Cómo gelantina: sencillos pasos para preparar una gelatina

Cómo gelantina: sencillos pasos para preparar una gelatina

Galería
Cómo gelantina: sencillos pasos para preparar una gelatina

La gelatina es uno de los postres preferidos de los mexicanos. También suelen prepararse para fiestas infantiles y todo tipo de reuniones, gracias a que su consistencia se mantiene en cualquier ambiente sin necesidad de refrigeración y a la gran versatilidad de formas y colores que se pueden obtener con ella. Algunas de las gelatinas que se elaboran se conocen como artísticas debido a la riqueza de figuras y complejas formas que se pueden lograr mediante el uso de moldes especiales.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Un sobre de gelatina en polvo del sabor preferido.
  • Un litro de agua.
  • Recipiente ancho de dos litros de capacidad.
  • Moldes para gelatina.
  • Un pocillo metálico de un litro de capacidad.
  • Pala o cuchara de madera para disolver la gelatina en el agua.
  1. 1

    Coloque el contenido de un sobre de gelatina en polvo en un recipiente ancho de dos litros de capacidad.

  2. 2

    Caliente medio litro de agua en un pocillo metálico hasta que llegue al punto de ebullición.

  3. 3

    Vacíe el agua hirviendo en el recipiente que contiene la gelatina en polvo.

  4. 4

    Revuelva bien hasta que el polvo se haya disuelto completamente en el agua.

  5. 5

    Añada medio litro de agua helada mezclando nuevamente.

  6. 6

    Vacíe el contenido del recipiente en moldes de aluminio o plástico. Si desea hacer una sola gelatina grande puede utilizar un solo molde o cualquier otro recipiente del que disponga, pero en este último caso es conveniente recubrir por dentro con plástico especial para alimentos, para poder desmoldar con mayor facilidad una vez que la gelatina haya solidificado.

  7. 7

    Deje reposar durante unas cuatro horas en la sección menos fría del refrigerador. Si lo desea puede también dejarlo afuera del refrigerador durante toda la noche y para la mañana tendrá gelatina lista para comer.

  8. 8

    Verifique después de transcurrido el plazo que la gelatina haya espesado y no tenga movimiento de líquidos en la parte inferior del molde, lo que indicaría que aún le falta tiempo de reposo. Si se ve que la gelatina ya está sólida puede dejarla en el molde dentro del refrigerador hasta que se coma o bien, también se puede desmoldar en una charola o en platos pequeños, dependiendo del tamaño, para poder disponer de los moldes para elaborar más gelatinas.

Consejos y Advertencias
  • Si usó plástico para desmoldar más fácilmente, puede retirar este hasta el momento en que se vaya a comer.
  • No disuelva la gelatina en el pocillo al estar al fuego ya que esto puede caramelizar el azúcar contenido en la gelatina.
  • Nunca utilice el congelador para enfriar más rápidamente la gelatina, ya que esto ocasiona un cambio en la consistencia.
Comentarios
blog comments powered by Disqus