» Tecnología » Informática » Cómo girar un trompo: Pasos y técnicas a seguir. Consíguelo

Cómo girar un trompo: Pasos y técnicas a seguir. Consíguelo

Galería
Cómo girar un trompo: Pasos y técnicas a seguir. Consíguelo

Años atrás quedarán los juegos con los amigos de barrio durante las horas de la tarde, luego de la escuela, en donde los juegos como las "charadas", los "encantados", las "escondidas", "los siete pecados originales"; formaban parte de nuestro día a día. Sin embargo, hay uno en especial que siempre compartiremos con nuestros colegas, aquel juego en que soltábamos una pieza de madera que daba giros a gran velocidad gracias al impulso que le otorgaba la cuerda con la que lo enrollábamos.

Sí, estamos hablando del trompo. Juego del que aún, alguno de nosotros disfrutamos, y que, gracias a nuevas formas de juego y piezas decoradas, continúa siendo el famoso juego del barrio. Jugar al trompo es una de las actividades más fáciles y divertidas de realizar. Conseguir girarlo es un paso obligatorio que tenemos que dar, y el que incluso más tiempo nos toma. Por ello, para los que aún no han disfrutado de este juego, en este artículo aprenderemos unos trucos y consejos para hacerlo girar, y otorgarle una mayor resistencia e impulso.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Antes que nada, identificaremos las partes del trompo. Una superior y otra inferior. Normalmente, el cuerpo del trompo está hecho de madera, y tiene la forma de un cono en forma de círculo. La parte superior y más ancha es llamada "la cabeza del trompo" y encima de ella está "la corona", que tiene la forma de un pequeño botón; y la parte inferior finaliza en punta, hecha de metal. Además del trompo, también utilizaremos una pequeña cuerda que irá enrollada alrededor del trompo para girarlo. Normalmente la medida de la cuerda es de un metro a un metro y medio, dependiendo del tamaño del trompo que se utilice.

  2. 2

    Cogemos una de las puntas de la cuerdas y la colocamos sobre la cabeza del trompo, de tal forma que cogeremos el resto de la cuerda y la pasaremos haciendo presión alrededor de la corona y por encima de esta punta. Un vez que esté bien sujetada la punta de la cuerda, el resto de ella la deslizaremos hacia la punta de metal del trompo y comenzaremos a enrollar el trompo de abajo hacia arriba. Las tres o cuatro primeras vueltas las haremos con una buena presión, ya que nos servirá para otorgarle un mejor impulso al trompo.

  3. 3

    Enrollaremos la cuerda alrededor del trompo hasta que se acabe o hasta que llegue a la parte más ancha del trompo. Si nos sobra cuerda, podemos hacerle un pequeño nudo para poder sujetarlo con los dedos.

  4. 4

    Colocaremos el nudo de la cuerda entre nuestros dedos índice y medio, y sujetaremos la punta del trompo con la yema del dedo medio y la corona con el dedo pulgar. Una vez que lo tengamos bien sujeto, lo llevaremos a la altura de nuestro hombro del mismo brazo, y lo posicionaremos con la punta de metal hacia arriba. De tal forma que cuando empecemos a soltar el trompo, durante el recorrido del brazo, haremos un pequeño giro para que la punta quede hacia abajo nuevamente. Esto es importante para que el trompo coja un equilibrio y no vibre.

  5. 5

    El impulso que le demos al trompo debe ser suave y ya en la última parte del recorrido del brazo podemos aplicar un poco más de fuerza. No es necesario jalar la cuerda muy fuerte desde un comienzo ya que puede venir hacia nosotros y hacernos daño. La forma de cómo soltarlo debe parecerse a cuando soltamos una bola de bolos, de forma recta. Jalaremos la cuerda de tal forma que el trompo quede recto hacia el suelo.

    Debemos repetir este paso varias veces, ya que el trompo gira, o "baila", gracias al equilibrio que gane, y ese equilibrio dependerá del giro del brazo.

    Esperamos que les haya servido el artículo de hoy, y que sobre todo pasen unos bonitos momentos jugando al trompo.

Comentarios
blog comments powered by Disqus