» Cocina » Recetas » Cómo glasear el azúcar: Receta y pasos sencillos a seguir

Cómo glasear el azúcar: Receta y pasos sencillos a seguir

Galería
Cómo glasear el azúcar: Receta y pasos sencillos a seguir

El azúcar glass o glaseado no es más que el azúcar común convertido en polvo. Esta modalidad de azúcar se emplea para ciertos procedimientos culinarios concretos, habitualmente para hacer cubiertas de pastas y pasteles que queden dulces y compactas en una fina capa. Normalmente en tu supermercado habitual venderán este tipo de azúcar junto al normal y sus otras variantes, sin embargo es posible fabricarlo en casa de manera muy sencilla. Hay que tener en cuenta que con las herramientas domésticas con las que suelen contar las cocinas familiares difícilmente conseguiremos un acabado tan perfecto como el del azúcar glass de compra, pero podemos intentar fabricar algo aproximado.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Procesador de alimentos
  • Espátula, pincel o manga pastelera
  • Agua o claras
  • Azúcar
  • Limón
  1. 1

    En primer lugar debemos conseguir o tener ya en casa un paquete de azúcar refinado común, a partir del cual fabricaremos el azúcar glaseado.

  2. 2

    Una vez tengamos apartada la cantidad de azúcar que deseamos utilizar para glasear, la pondremos en nuestra licuadora, batidora o procesadora de alimentos.

  3. 3

    Para pulverizar el azúcar deberemos procesarlo en nuestra máquina durante unos cuantos minutos a velocidad máxima. Dependiendo de la potencia del aparato necesitaremos dejarlo más o menos tiempo. No debe preocuparnos un exceso de pulverización, pues cuanto más diminutos sean los granos de azúcar mejor nos servirán para nuestro objetivo.

  4. 4

    Una vez reducido el azúcar a polvo, ya tenemos azúcar glaseado o azúcar glass y podemos utilizarlo para infinidad de postres.

  5. 5

    Para preparar un glaseado deberemos mezclar el azúcar glass con agua mientras removemos insistentemente hasta conseguir una pasta homogénea. Si le añadimos unas gotas de limón el glaseado quedará más blanco.

  6. 6

    La mezcla también puede hacerse con una clara y unas gotas de limón, consiguiendo así un glaseado de mayor calidad. En este caso deberemos montar ligeramente las claras con el limón antes de mezclarlo con el azúcar glass de la manera anteriormente explicada.

  7. 7

    Si queremos que el glaseado tenga un color concreto, ahora será el momento de añadir un poco de colorante alimentario del color deseado. Deberemos dejar reposar la mezcla de 10 a 15 minutos antes de usarla.

  8. 8

    Una vez la mezcla haya reposado, podremos untarla con una espátula o pincel o distribuirla mediante una manga pastelera sobre la superficie del postre que estemos preparando. Normalmente esta mezcla se utiliza sobre galletas, rosquillas u otros pastelitos dulces.

Consejos y Advertencias
  • Vierte el agua o las claras poco a poco para que no quede demasiado líquido de golpe.
  • Si utilizas claras para glasear, asegúrate que el huevo está en perfectas condiciones.
Comentarios
blog comments powered by Disqus