» Estilo » Imagen Personal » Cómo hacer aceites esenciales: forma sencilla de lograrlo

Cómo hacer aceites esenciales: forma sencilla de lograrlo

Galería
Cómo hacer aceites esenciales: forma sencilla de lograrlo

Si estás planteándote la posibilidad de fabricar tus propios jabones, deberás saber que lo primero que tienes que aprender es cómo hacer aceites esenciales puesto que éstos serán los aceites que necesitarás básicos para comenzar la divertida tarea de crear un jabón casero.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Podrás utilizar cualquier tipo de aceites vegetales como por ejemplo de girasol, de oliva, de jojoba o de almendras, dependiendo del aroma que quieras conseguir.
  1. 1

    Deposita los tallos o las flores de las plantas secas dentro de un frasco preferiblemente de cristal, para añadir alcohol bien de 60 grados o bien de 90 grados hasta conseguir que queden completamente recubiertas las plantas.

  2. 2

    Cuando el alcohol se evapore completamente se deben retirar los restos de las plantas y verás cómo en la parte baja del frasco te habrá aparecido una pequeña costra que es el aceite de la planta que se ha desprendido gracias al alcohol y que es la esencia madre.

  3. 3

    Añade entonces el aceite que hayas elegido para conseguir tu aroma y remueve todo muy bien con un instrumento que sea de madera, como por ejemplo un palo o una cuchara.

  4. 4

    Deja reposar la mezcla resultante hasta que obtengas un color bastante homogéneo y que desprenda un aroma agradable y perfumado para dejarla reposar en una botella que sea de cristal y que deberás tapar con un poco de corcho.

  5. 5

    Para que te dure durante mucho más tiempo esta esencia madre que has conseguido, puedes hacer más disoluciones de ella, o sea, conseguir más aceites, lo que conseguirás si añades unas gotas de dicha esencia en otro frasco, también de cristal y que debes rellenar con más aceite del que hayas utilizado la primera vez.

Consejos y Advertencias
  • Cuando vayas a utilizar las plantas naturales para elaborar tus aceites esenciales debes saber que puedes utilizarlas bien secas o frescas. También podrás utilizar resinas vegetales o semillas olorosas.
  • Es muy importante que utilices sólo la cantidad que vayas a necesitar (no más del 25% de la planta que hayas escogido) y que no recojas las plantas después de haber llovido o de que haya habido un rocío muy intenso ya que el resultado no será satisfactorio.
  • Se recomienda no utilizar más de una planta por cada esencia que se vaya a elaborar, pues la mezcla puede no resultar agradable.
  • No utilices nunca para mover la esencia madre utensilios de plástico o de metal, siempre de madera.
  • Si no piensas utilizar de una manera inmediata el aceite de esencias que has conseguido, es aconsejable que selles el frasco donde lo hayas guardado con un poco de cera.
Comentarios
blog comments powered by Disqus