» Hogar » Limpieza del Hogar » Cómo hacer agua destilada: Explicación para principiantes

Cómo hacer agua destilada: Explicación para principiantes

Galería
Cómo hacer agua destilada: Explicación para principiantes

El agua destilada es una forma pura del agua que sale de la canilla e incluso bastante diferente a la que viene en botellas. Su uso puede estar relacionado con el cuidado de plantas, en peceras, humidificadores y planchas, y en artefactos donde sirva para evitar que los sedimentos que se acumulan del agua común los dañen con el tiempo. Existe un elemento de laboratorio específico para obtenerla pero la realidad es que casi nadie tiene uno en su hogar, por lo que también existen varias formas de hacerlo en forma casera con elementos de uso cotidiano. Básicamente, se hace vaporizar el agua común y luego se enfría ese vapor para que vuelva a su estado líquido, pero sin elementos sólidos los cuales quedan en la cacerola por no poder vaporizarse.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Se debe colocar agua común, de la canilla, en una cacerola de metal muy profunda y lo suficientemente ancha para que se pueda colocar en su interior el recipiente donde se depositará el agua destilada a medida que se vaya formando.

  2. 2

    Dentro de ella, se debe poner un plato hondo –que resista al calor, puede ser esos que vienen preparados para horno o microondas- vacío y que quede flotando por sobre el agua o fijado al fondo de la olla.

  3. 3

    Tomar la tapa de la cacerola y darla vuelta, de forma que quede un espacio cóncavo donde colocar hielo que sirva como condensador del vapor que se va formando.

  4. 4

    Colocar la tapa invertida sobre la cacerola y sobre ella volcar bastante hielo –cuatro o cinco cubeteras, pero debe quedar completo- y controlar que no se derritan o que rindan bien si hace mucho calor.

  5. 5

    Prender el fuego en moderado a máximo y calentar el agua hasta que comience a convertirse en vapor, pero cuidando que no hierva

  6. 6

    Dejar hervir una hora como mínimo, dependiendo de la cantidad de agua que se haya colocado en primera instancia o hasta que se obtenga la cantidad de agua destilada que se requería.

  7. 7

    Sacar la tapa y dejar que el agua que se ha depositado en el recipiente se enfríe para poder retirarlo.

  8. 8

    Utilizar el agua destilada obtenida en el momento o guardarla para almacenarla.

Consejos y Advertencias
  • Se puede colocar una rejilla de metal en el fondo de la cacerola y sobre ella el recipiente donde se depositará el agua una vez destilada, siempre previniendo que no se mezcle con el agua común
  • Controlar que al agua que se calienta no llegue a hervir, en cuyo caso debe bajarse el fuego
Comentarios
blog comments powered by Disqus