» Cocina » Recetas » Cómo hacer Arroz con Pollo: Receta fácil en pocos pasos

Cómo hacer Arroz con Pollo: Receta fácil en pocos pasos

Galería
Cómo hacer Arroz con Pollo: Receta fácil en pocos pasos

La receta del arroz con pollo es una de las más tradicionales y apreciadas de la mundialmente conocida dieta Mediterránea y que combina sabores deliciosos, sanos y caseros. Es una receta sabrosa, ideal para dejar a los comensales con la boca abierta o pasar un domingo familiar sin necesidad de tirarse horas y horas en la cocina, ya que no es una receta de gran dificultad ni que necesite ingredientes caros ni complejos. La combinación de sabores del arroz, pollo, cebolla, sal y otros muchos ingredientes son una auténtica delicia para el paladar, una receta con la que quedarás bien en cualquier tipo de evento.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Una pizca de sal y pimienta.
  • Dos piezas de pollo, a elegir entre pechugas o patas.
  • Una lata de guisantes.
  • Una cucharada pequeña de azafrán.
  • Una cebolla.
  • Dos tazas de arroz por cada comensal.
  • Medio pimiento morrón.
  1. 1

    El primer paso para preparar bien la receta de arroz con pollo es poner a pochar en una olla la cebolla, previamente picada, junto con la sal y la pimienta y el medio pimiento morrón. Se deben dejar estos dos ingredientes en la olla durante unos minutos hasta notar que la cebolla adquiere un tono transparente.

  2. 2

    Tras pochar la verdura se debe cortar el pollo en piezas pequeñas, preferiblemente rectangulares, aunque es una opción que depende del cocinero. A la anterior mezcla de cebolla y pimiento morrón ya pochada se le añade este pollo troceado. Esta mezcla se mantiene en la olla hasta que notamos el pollo con un color blanco y apreciamos que está bien hecho.

  3. 3

    Tras hacer la carne se le añade a la mezcla las tazas de arroz y una taza de agua. Se debe remover esta mezcla de forma continua, para evitar que el arroz se pegue en el fondo de la paellera. A nuestra mezcla de arroz, pollo y verduras se le añade una pizca de azafrán, lo que le da una nota de color y sabor esencial. Este momento es muy importante en la cocina del arroz, ya que hay que estar constántemente pendientes del estado del arroz, comprobando si está en su punto para evitar que se pase y se ponga demasiado blando. Cuando el arroz esté en su punto se retira del fuego.
    El último paso consiste en añadir la media lata de guisantes, a los que previamente hemos eliminado el agua. Ya sólo queda servir, dejar enfriar y empezar a degustar una rica y sencilla receta mediterránea.

Comentarios
blog comments powered by Disqus