» Cocina » Cómo hacer confitura de membrillo paso a paso

Cómo hacer confitura de membrillo paso a paso

Galería
Confitura de membrillo

El membrillo es un fruto bajo en calorías y alto tanto en proteínas como en fibra. Esos valores nutricionales lo convierten en una de las frutas ideales para cualquier tipo de dieta. ¿Quieres hacer tu propia confitura de membrillo totalmente casera? Sigue estos pasos y verás que rica queda.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Cazo
  • Membrillos
  • Azúcar
  • Agua
  1. 1

    Pela el membrillo cuidadosamente con ayuda de un cuchillo. Debes quitar la piel con cuidado de no quitar la carne del fruto.

  2. 2

    Corta en cuatro cada uno de los membrillos. Retira tanto el corazón como las pepitas que pueda tener.

  3. 3

    Coloca en un cazo con agua hirviendo los corazones de tus piezas de fruta. Deja que cueza durante 45 minutos.

  4. 4

    Una vez pasado el tiempo retira los corazones y echa los membrillos. Deja que los membrillos cuezan lentamente.

  5. 5

    Agrega una cantidad similar al peso de los membrillos de azúcar. No tiene que ser una cantidad exacta, basta con una ligera aproximación.

  6. 6

    Cuando los pedazos de membrillo estén rojos retira el cazo del fuego.

  7. 7

    Saca las piezas de fruta que hayan quedado dentro del agua y reserva el líquido durante un momento para que se enfríe ligeramente.

  8. 8

    Envasa todo el líquido de la cocción en tarros limpios de cristal y deja que éste se enfríe un poco antes de cerrarlos.

  9. 9

    Una vez que el membrillo está tibio cierra los tarros y déjalos reposar en un lugar fresco y limpio durante unos días o hasta que el membrillo tenga una textura dura.

  10. 10

    Si prefieres que tu confitura esté más espesa sácala de los tarros antes. Revisa de vez en cuando su textura y retíralos cuando quieras.

Consejos y Advertencias
  • Si quieres que tu membrillo tenga un aspecto alargado como un pastel opta por envasarlo en un recipiente de dicho aspecto. De esa forma cuando tu receta se enfríe y se endurezca tendrá esa silueta.
  • Acompaña la confitura con unas rebanadas de pan tostado. Así tendrás un desayuno delicioso y rico en nutrientes pero además ligero y saludable.
  • Selecciona de forma manual cada uno de los membrillos que vas a usar para elaborar tu confitura. De esa forma puedes retirar todos aquellos frutos que estén golpeados o tengan imperfecciones y elaborar tu receta solo con los mejores.
  • Ten cuidado al retirar el membrillo del envase. Aunque parezca duro el membrillo es muy manejable y puede romperse enseguida. Retíralo con ayuda de un cuchillo y llévalo deprisa a un plato de presentación.
  • También puedes hacer confitura de otras muchas frutas. Sigue los mismos pasos con otro tipo de producto y disfruta de sabores totalmente diferentes.
Comentarios
blog comments powered by Disqus