» Cocina » Cómo hacer frambuesas en almibar con hielo pilé

Cómo hacer frambuesas en almibar con hielo pilé

Galería
Cómo hacer frambuesas en almibar con hielo pilé

Las frambuesas, también conocidas como las fresas del bosque, son un fruto muy presente en la gastronomía el centro y el norte de Europa. Con ellas puedes preparar increíbles recetas tanto principales como de postre. Sigue estos pasos y consigue un delicioso plato de frambuesas en almíbar con hielo pilé. ¡A tus comensales les encantará!

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Agua
  • Tarros grandes
  • Frambuesas
  • Almíbar de fresa o de frambuesa
  • Olla grande
  1. 1

    Lava todas las frambuesas con cuidado de no romperlas. Quítales el cono blanco interior y también el pedúnculo. Tomate tu tiempo para hacer este paso e intenta romper lo menos que puedas la fruta. Así conservará toda su textura y su increíble aspecto.

  2. 2

    Elabora un almíbar de fresa o de frambuesa siguiendo esta receta. Tienes que poner el almíbar dentro de los tarros de cristal y meter dentro las frambuesas limpias.

  3. 3

    Cierra todos los tarros y esterilízalos durante 8 minutos. Para ello solo debes meterlos en agua hirviendo a una temperatura no superior a los 80º.

  4. 4

    Coloca el hielo sobre un paño y envuélvelo. Tritúralo con sumo cuidado ya que podrías hacerte daño. Puedes golpearlo con un martillo o tirarlo contra el suelo.

  5. 5

    Coloca el hielo en el vaso de la batidora y tritúralo un poco más. Tiene que quedar en trozos muy pequeños.

  6. 6

    Introduce todo el hielo picado en los vasos o copas en los que vas a servir la receta finalizada.

  7. 7

    Pon sobre el hielo unas pocas frambuesas y vierte sobre ellas algo del almíbar en el que se han conservado.

Consejos y Advertencias
  • No esterilices los tarros a una temperatura demasiado alta. Lo único que conseguirás es deshacer la fruta haciendo que pierda su textura y su hermosa figura. Cuece los tarros a temperatura media durante 8 minutos y después retíralos y déjalos a temperatura ambiente. Así tus frambuesas se conservarán perfectamente y serán idéales para adornar tu receta.
  • Selecciona las frambuesas que tengan mejor estado, las que sean más duras y las que sean más grandes. Desecha todas las que estén picadas o tengan zonas blandas ya que esas frambuesas no soportarán la esterilización y se desharán.
  • Puedes modificar esta receta para hacerla con otro tipo de fruta. Puedes ponerle fresas, piña o melocotón. ¡Tú eliges! En poco tiempo tendrás una receta única y diferente, cargada de sabor y con todos los beneficios de la fruta. Es perfecta para tomar a cualquier hora y además a los pequeños les encantará su sabor.
Comentarios
blog comments powered by Disqus