» Salud » Salud Familiar » Cómo hacer gel antibacterial: paso a paso fácil gel casero

Cómo hacer gel antibacterial: paso a paso fácil gel casero

Galería
Cómo hacer gel antibacterial: paso a paso fácil gel casero

El gel antibacterial se puso de moda en México a raíz de la epidemia de influenza de hace unos pocos años, pero esto generó una gran oferta de productos de marcas cuyo único ingrediente antibacterial es el alcohol de caña y a precios muy elevados. Este producto puede ser improvisado en casa de manera muy fácil teniendo algunos ingredientes que se pueden comprar en las boticas tradicionales y algunas de las farmacias más importantes, pero siempre será mejor adquirir los productos más finos que incluyen agentes antibacteriales adicionales como el Triclosán.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Disuelva cinco gramos de carbopol 940 en cien mililitros de agua con agitación constante y evitando la formación de grumos. Si se le llegan a formar necesitará dejar reposar por al menos 24 horas para que se hidrate bien y posteriormente agitar nuevamente hasta total disolución. Si desea que el gel sea más espeso agregue un poco más de Carbopol sin exceder de los diez gramos.

  2. 2

    Disuelva diez gramos de Triclosán, en dado caso de que logre conseguirlo en la botica, en un litro de alcohol de caña o alcohol de maíz si es que desea que su aroma no sea tan fuerte. Puede comprar también alcohol destufado. Si no encuentra Triclosán puede omitir este paso pero su gel antibacterial no tendrá un efecto remanente, sino que solamente desinfectará las manos en el instante de lavarlas con el producto.

  3. 3

    Disuelva diez mililitros de trietanolamina en unos cien mililitros de agua.

  4. 4

    Añada la solución de alcohol en la que contiene el carbopol y mezcle perfectamente.

  5. 5

    Agregue la solución de agua con trietanolamina a la mezcla anterior y agite continuamente con la ayuda de una pala de madera. Notará que poco a poco se va espesando la solución hasta tomar la consistencia del gel.

  6. 6

    Añada treinta mililitros de glicerina al gel y agite hasta incorporación total en el gel de tal forma que se distribuya lo mejor posible. El efecto de este ingrediente es para reducir el efecto de resequedad que puede ocasionar el alcohol en la piel, ya que contiene propiedades hidratantes. La cantidad indicada será suficiente para que después de aplicar el gel en las manos las sienta suavecitas, como si se hubiera aplicado una crema suavizante.

  7. 7

    Añada alguna fragancia de base agua al gel y mezcle nuevamente hasta que se incorpore perfectamente. SI utiliza fragancias de base aceite notará que se enturbia la solución, pero las de base agua mantienen el gel transparente y cristalino. Si lo desea le puede añadir algún colorante base agua para darle el tono que desee y mezclando nuevamente hasta homogenizar el color.

  8. 8

    Envase a su gusto en recipientes dosificadores.

Comentarios
blog comments powered by Disqus