» Aficiones » Ciencia » Cómo hacer papel reciclado en casa: Aprende fácil paso a paso

Cómo hacer papel reciclado en casa: Aprende fácil paso a paso

Galería
Cómo hacer papel reciclado en casa: Aprende fácil paso a paso

Las tendencias sociales colaboran a que cada día se desarrollen más los hábitos enfocados al mantenimiento y cuidado del medio ambiente. Uno de los recursos más de moda ultimamente es el reciclaje de todo tipo de envases, ya sea vidrio, plástico o papel y cartón.

Como manualidad, crear nuestro propio papel reciclado en casa es un trabajo gratificante y que puede colaborar a que nos mentalicemos de la importancia del reciclado, además no tiene ningún tipo de coste pues los materiales los encontramos en cualquier vivienda y no es necesaria la utilización de ningún producto químico por lo que puede verse como una oportunidad para pasar tiempo en familia inculcando valores sanos a los más pequeños.

Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Agua
  • Un recipiente grande para dejar reposar la mezcla (un bol de cocina, un barreño, un cubo, etc..). Las dimensiones del mismo irán en función de la cantidad de papel reciclado que queramos obtener.
  • Una rejilla y un escurridor
  • Telas viejas e inservibles
  • Necesitaremos papel o cartón usado de cualquier tipo (periódicos, cartulinas, folios, cajas, etc..)
  • Una batidora
  1. 1

    En primer lugar cortamos el cartón y el papel usado en trozos más pequeño, recortándolo con unas tijeras o con las propias manos. No es necesario que tengan las mismas dimensiones ni hacerlo de modo uniforme.

  2. 2

    Una vez terminamos de cortar el material, lo introducimos en un recipiente grande mezclándolo con agua caliente hasta que se convierta todo en una pasta. Para que esto resulte más fácil deberemos añadir más agua que papel.

  3. 3

    Introducimos la mezcla en la batidora y la ponemos en marcha con cuidado para conseguir un mejunje más uniforme. Será necesario dejar reposar un buen rato la mezcla resultante.

  4. 4

    Tras un par de horas escurrimos la mezcla eliminando los restos de agua sobrante que el papel no haya absorvido. Para trabajar más fácil lo ideal es volver a mojarlo con agua fría para que la masa este más suelta y volvemos a escurrir.

  5. 5

    Es el momento de utilizar la rejilla. La idea es que ésta sirva como base o estructura para lo que será el papel reciclado así que extendemos la mezcla con ayuda de cualquier utensilio y lo dejamos secar sólo unos minutos. La rejilla va a marcar el tamaño aproximado del papel resultante.

  6. 6

    Con un trapo o trozo de tela, cubrimos la parte de la rejilla sobre la que hemos aplicado la masa de papel y le damos la vuelta con el fin de que el papel se despegue de la misma. Recubriremos todo con más tela para dejar secar. La finalidad de la tela es absorver toda la humedad y acelerar el proceso.

    Opcionalmente podemos poner algo de peso sobre la tela para que el trozo final de papel sea lo más plano y terso posible. No es necesario aunque sí recomendable.

  7. 7

    Finalmente retiramos la tela y dejamos secar durante al menos un día.

    Ya hemos completado el proceso y podemos utilizar el papel reciclado para lo que nos apetezca. Mientras, a la vez, aprendemos y fomentamos la idea de preservar el medio ambiente tan necesaria en los tiempos que corren.

Consejos y Advertencias
  • Para acelerar el proceso de secado podemos tender el papel como si de una prenda de ropa se tratase.
Comentarios
blog comments powered by Disqus