» Cocina » Cómo hacer salsas a base de queso blanco

Cómo hacer salsas a base de queso blanco

Galería
Cómo hacer salsas a base de queso blanco

Con esta salsa a base de queso blanco tus recetas de pescado y carne quedarán perfectas. Elaborarla es muy sencillo y su sabor es tan versátil que la puedes combinar con cualquier otro plato. Prueba a tomarla con una ensalada, con un plato de pollo o con unos filetes de pescado. ¡Te encantará!

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    Coge un par de cucharadas de queso blanco 0% de grasa y ponlas en un recipiente. Es aconsejable usar este tipo de queso ya que al ser más blando es más manejable. Si usas un queso duro jamás conseguirás que la textura de tu salsa sea liquida o semi liquida.

  2. 2

    Bate el queso con un tenedor hasta dejarlo totalmente líquido.

  3. 3

    Cuando tengas el queso líquido agrégale una cucharada de mostaza.

  4. 4

    Sigue batiendo la mezcla para combinar los ingrediente y los sabores.

  5. 5

    Ponle un poco de vinagre de vino y una pizca de sal. Continua batiendo para deshacer la sal y evitar que después aparezca en la salsa.

  6. 6

    Termina por darle un toque especial a tu salsa agregándole un poco de pimienta. Usa pimienta molida, si le pones pimienta en grano parecerá que tu salsa tiene grumos.

  7. 7

    Mézclalo todo bien con ayuda de unas varillas o de un tenedor. Remueve con fuerza para mezclar perfectamente cada ingrediente.

  8. 8

    Agrega un par de cucharadas de agua para conseguir esa textura liquida de las salsas. Si quieres que tu salsa esté más espesa ponle menos agua.

  9. 9

    Aromatiza tu salsa poniéndole un poco de estragón o de albahaca. También puedes ponerle un combinado de hierbas provenzales.

  10. 10

    Remueve de nuevo la mezcla para formar una deliciosa salsa de queso blanco. Puedes ponerla sobre tus recetas de carne o pescado o llevarla a la mesa en una salsera.

Consejos y Advertencias
  • Dale color a tu salsa con un poco de perejil. Usa perejil molido y espárcelo por encima justo antes de servir tu salsa. No la remuevas después, el perejil le proporcionará a tu salsa un aspecto único. Si lo remueves todo quedará revuelto y no se verá igual.
  • También puedes usar queso de untar. El sabor que conseguirás al usar queso de untar será más suave ya que este queso así lo es. Ponle un par de cucharadas y remuévelo junto con el resto de ingredientes.
  • Si no te gusta el sabor de la mostaza cámbiala por unas cucharadas de mayonesa. Con la mayonesa también conseguirás esa textura densa y brillante. Sustituye ese ingrediente y sigue con la receta.
Comentarios
blog comments powered by Disqus