» Hogar » Reparaciones » Cómo hacer un invernadero casero: Paso a paso, fácilmente

Cómo hacer un invernadero casero: Paso a paso, fácilmente

Galería
Cómo hacer un invernadero casero: Paso a paso, fácilmente

Cuando llegan las temperaturas complicadas, si tenemos en nuestro jardín diversas especies de plantas, corremos el riesgo de que puedan dañarse o incluso morir. Aunque algunas especies pueden soportar temperaturas muy bajas y el clima de nuestro país no es demasiado duro, en algunas zonas los inviernos son más intensos. Para proteger nuestra plantación de heladas y bajas temperaturas, el fuerte viento o las lluvias, nada mejor que colocarlas al amparo de un invernadero. Conociendo cómo hacer un invernadero casero tendremos la solución ideal para estas situaciones, además de hacerlo de forma muy original y barata con botellas de plástico.

Dificultad
Fácil
Instrucciones

Cosas que necesitas

  • Botellas de plástico de 1.5 l.
  • Plástico de burbuja.
  • Listones de madera u otro material y fijaciones.
  • Cañas, cuerda o cable.
  • Alambre.
  1. 1

    Empezaremos por limpiar las botellas de plástico que vamos a emplear para realizar el invernadero. También retiraremos las etiquetas que entorpecen el paso de la luz y resultan antiestéticas. También cortaremos la base de las botellas para poder encajarlas unas con otras, reservando siempre dos botellas que servirán para el principio y el final de cada fila que colocaremos a modo de pared en cada lado.

  2. 2

    A continuación prepararemos la estructura en la forma que más nos guste: cuadrada, rectangular, con techo recto o elevado. Esta estructura la podemos realizar con listones de madera o tubos de PVC, llevando cuidado de anclarla bien en el suelo y en todas las uniones de los listones.

  3. 3

    Para realizar lo que serían las paredes del invernadero hay que fijar el material que servirá de unión de las botellas e irá de listón a listón. En principio puede valer cualquier material: caña de bambú, cuerda, cable. Pero siempre teniendo en cuenta que el grosor debe de ser inferior al diámetro de boca de la botella, ya que la intención es introducir botella por botella hasta completar cada fila.

  4. 4

    Empezaremos pasando las botellas por la parte más complicada que es el techo, para ir luego bajando por las paredes hasta rellenarlas completamente. Una vez completado este proceso, podemos asegurarlas mediante alambres que vayan de forma horizontal y las mantengan fijadas. Este detalle permitirá asegurarlas y que no se muevan en el caso de que sople el viento fuerte.

  5. 5

    Para finalizar podemos aislar los huecos que hayan quedado mediante plástico de burbuja, así podremos evitar las corrientes de aire. Aunque también es conveniente que haya alguna obertura para facilitar la polinización. Esta obertura podemos hacerla en la parte que prefiramos a modo de ventana, aunque no es imprescindible y más si vamos a colocar en su interior especies especialmente delicadas.

Consejos y Advertencias
  • Si empleamos el mismo tipo de botella, la estética del invernadero queda más uniforme.
  • Rellenar los huecos que hayan quedado para evitar corrientes.
Comentarios
blog comments powered by Disqus