» Aficiones » Cultura y Sociedad » Cómo hacer una introduccion: Aprender a redactarlas correctamente

Cómo hacer una introduccion: Aprender a redactarlas correctamente

Galería
Cómo hacer una introduccion: Aprender a redactarlas correctamente

En cualquier escrito, libro, artículo o investigación, saber cómo hacer la introducción, se convierte en una herramienta imprescindible, dado que su función principal es la de motivar al lector, por lo que marca la diferencia a la hora de que un escrito tenga mayor llegada que otro. Da inicio al trabajo y, si está bien planteada, incentiva a la lectura del artículo en su totalidad. Es la carta de presentación.

Dificultad
Fácil
Instrucciones
  1. 1

    En la introducción, debe quedar claro qué es lo que ha motivado al escrito en cuestión (ya sea una investigación, una comunicación científica, los resultados de un estudio previo, etc.), es decir, el por qué. También se debe explicitar cómo se ha confeccionado el trabajo, esto es, la metodología empleada para investigar y arribar a las conclusiones. En la introducción, deben esbozarse brevemente algunos de los resultados a los que se ha llegado, pero sin explayarse, para eso está la conclusión.
    Cuando redacte el por qué está realizando este trabajo, debe dar cuenta de si lo que está haciendo es probar una hipótesis –en tal caso, explicítela-, si está intentando mejorar algún método –en el caso de realizar una investigación respecto a un determinado procedimiento científico-, o si se trata de un estudio meramente descriptivo. Esto remitirá al lector a la pertinencia o no con lo que está buscando en relación con sus intereses personales.

  2. 2

    Cuando escriba la introducción de su trabajo, es importante que sea breve. Si su artículo es para alguna publicación en especial, tenga presente los requisitos que ese medio maneja en lo que tiene que ver con el largo de cada uno de los sectores de un escrito. Intente no superar los cuatro párrafos, como mucho, extiéndase a cinco. De ningún modo la introducción debe superar en largo a las conclusiones.
    Intente ir de las ideas generales a las más específicas, vaya particularizando a medida que va terminando la introducción, esto dará un mayor pie al inicio del desarrollo. También debe ir postulando sus apreciaciones de lo más conocido a lo menos conocido, esto le permitirá plantearse una pregunta para arribar a una hipótesis que será la que guiará su trabajo posterior.

  3. 3

    El primer párrafo debe ser el más general de todos. Recuerde que es orientativo y da al lector una primera impresión respecto a la relevancia del tema y del artículo en su totalidad.
    Recuerde dar cuenta del escenario previo de su trabajo, permitiendo que el lector conozca sus saberes previos, el marco desde el cual escribe.

Comentarios
blog comments powered by Disqus